Google+

Posts by Alba

John Lenonn y la crianza respetuosa

Posted by on Feb 10, 2016 in Crianza | Comments

John Lenonn y la crianza respetuosa

Cuando era pequeña mi abuela me llevó a una reunión religiosa, no recuerdo de que confesión. Sé que había un predicador que decía algo sobre que había un Dios que todos recordaríamos hasta los confines de la humanidad. Que la gran mayoría de las personas pasariamos sin pena ni gloria por el mundo y que sólo ese Dios sería recordado. Entonces empezó a hablar de los Beatles, un grupo de moda  en esa época, diciendo que dentro de unos años nadie sabría ni el nombre del cantante. Y para demostrar que estaba en lo cierto, de entre toda la gente que había allí se dirigió a mí (una niña de unos ocho años), y me preguntó: – ¿Sabes tú cómo se llama el cantante de los Beatles? Tenía todas las papeletas para no saber el nombre, sólo era una niña. ¿Por qué no le preguntó a algún adulto?. Lo que no sabía ese tipo tan listo es que crecí escuchando “Imagine”, “Yellow Submarine” y “Let it Be”… aún así ¿adivinan mi respuesta?…. -“..no lo sé…” Con el corazón a mil por hora, luchando conmigo misma por mentir, pero, ¿cómo iba a desmontarle el chiringuito al tipo ese que estaba subido en un pedestal? Para mí representaba la autoridad, ¿cómo iba a llevarle la contraría?. Me sentí con la responsabilidad de respaldarle. Pero,¿ y qué pasaba con esa niña de ocho años que mintió por no hacer sentir mal a un adulto?.   ¿Importa cómo se sienten los niños en este mundo preparado para adultos?   En estos días está volviendo a circular un post que escribí el año pasado: Mamá no quiero ir al cole, ¡¡¡pero nunca más!!!, en el que invito a reflexionar sobre qué sienten los niños en los períodos de adaptación y sobre cómo mis hijos no se adaptaron y nos lo hicieron saber. Estoy recibiendo muchos comentarios en los que se identifican con nuestra situación y cómo siguen recibiendo mensajes de la sociedad afirmando que los niños son unos mimosos y que nos manipulan. Y no, no manipulan,  es que saben pedir lo que necesitan insistentemente. Lloran cuando son pequeños porque no tienen las herramientas necesarias para expresarse, su cerebro aún está desarrollándose, somos los adultos los que los manipulamos para que se adapten a nuestro mundo. Ellos son los más débiles, ellos necesitan que los escuchemos, que les pongamos voz, que los defendamos, que los protejamos, que sientan la seguridad de que si tienen un problema van a venir a contárnoslo porque desde siempre se les ha tenido en cuenta. ¿Por qué tienen que ser los niños los responsables de los estados emocionales de los adultos?. No quiero que mis hijos sean buenos, ni dóciles, quiero que sean ellos mismos, y que sean felices. Y al pastor que le preguntó a aquella niña más preocupada de no llevar la contraria y de ser buena le digo:   Es Jonh Lennon, ¿ qué te crees que porque soy una niña no lo voy a saber? A ver qué argumento te buscas ahora listillo.        ...

Read More

Miedos ajenos en mi parto

Posted by on Dic 27, 2015 in Embarazo y Parto | Comments

Miedos ajenos en mi parto

Hoy inauguro una sección de posts en forma de vídeos en el blog de Asesoras Continuum. . No se trata de una recopilación de vídeos, sino de un video elaborado expresamente para contaros lo que quiero. .   Con este video-post “miedos ajenos en mi parto” pretendo conseguir dos objetivos: El primero es superar el pavor que me da exponerme ante los demás, por eso he querido hacer una grabación, en la que me muestro tal y como soy. He de contar que me ha costado muchísimo y que he cortado varios trozos. Lo fácil hubiese sido repetirlo hasta que quedara bien, pero no hubiese conseguido mi propósito.   El segundo no lo voy a escribir, lo tenéis aquí:     Bueno pues esta soy yo en estado puro, con mis nervios y con mi historia. Confieso que a pesar de querer mejorar cosas he disfrutado mucho y sobre todo  he aprendido que desde que soy madre puedo con todo lo que me propongo, que la maternidad te da una fuerza brutal, y que habrán más videos, jijiji. Si les apetece leer el post del que hablo en el video, en el que cuento que mi parto fue el que yo esperaba pero que quizás no el que esperaban mis hijos, hablando desde el punto de vista del recién nacido, pueden hacerlo pinchando aqui.   La maternidad nos hace darnos cuenta de lo fuertes que somos las mujeres  ...

Read More

Ser madre, mi mejor profesión.

Posted by on Oct 20, 2015 in Crianza | Comments

Ser madre, mi mejor profesión.

Sin duda alguna ser madre es mi mejor profesión. Desde que tengo uso de razón he querido tener hijos, siempre he tenido instinto maternal, es mi más fiel compañero de viaje. Creí que al ser madre se iría, pero al contrario, aquí sigue conmigo, y con más intensidad que nunca. Me encantaría tener más hijos, ser familia numerosa como las de antes, tener la casa llena de niños, con sus risas, sus llantos, sus juegos, sus peleas de hermanos, sus abrazos. Pueden pensar que estoy loca, tal y como está la vida, con la de trabajo que dan, es con un solo hijo y no es posible darle todo lo que uno querría, con dos ni te cuento, con tres… ufff imposible y ya con cuatro es de no estar bien de la azotea. Y si, puede que tengan razón, pero para sus vidas, cada cual tiene sus circunstancias, sus vivencias. Y no digo que sea fácil, porque ser madre no lo es, porque hay momentos que me siento tan desbordada que no puedo más, porque hay días en los que no tengo fuerzas o ánimo y todo me supera, y porque también renunciamos a muchas cosas para  tener otras, como dice Nohemí Hervada en este post: Las renuncias de las madres A pesar de tener que renunciar a otras cosas, ser madre me llena en muchos aspectos de mi vida: Me llena ver como mis hijos disfrutan de las pequeñas cosas, prefieren jugar con una caja de cartón antes que con el juguete más caro. Me llena como se sorprenden al ver caer la lluvia. Me llena su inocencia. Me llenan sus conversaciones antes de dormirse. Me llenan sus sonrisas, sus carcajadas. Me llena la intensidad con la que viven todo. Me llenan sus pillerías. Me llenan sus abrazos. Me llenan sus miradas. Me llena su sabiduría. Me llenan sus juegos. Me llenan sus cuentos inventados. Me llena la ilusión y la emoción que sienten al ir a buscar unicornios. Me llena ver cómo se relacionan con los demás. Me llena oirles decir que cuando sean mayores van a vivir juntos con sus mujeres y con un millón de hijos!!!, jajjaj , esto me llena muchísimo. Me llena ver como crecen. Me llena ver como son capaces de dar la solución más simple y lógica a la situación más complicada, sino me creen vean este video:   Ser madre es mi mejor profesión porque es lo que me apasiona. Ser madre es mi mejor profesión porque me hace sentir mejor persona. Ser madre es mi mejor profesión porque cada día aprendo algo nuevo. Ser madre es mi mejor profesión porque me sale de las entrañas.   Ser madre es mi mejor profesión porque para mi no es un trabajo #AContinuum Click To Tweet    ...

Read More

Madres, madrecillas y madrazas.

Posted by on Oct 6, 2015 in Maternidad | Comments

Madres, madrecillas y madrazas.

“Hay madres, madrecillas y madrazas”. Esta frase se la oí a la “Esteban”, juzgando a una madre que solía salir de marcha por la noche teniendo su hijo cuatro meses de vida. Desde entonces no he parado de darle vueltas en mi cabeza a estas palabras porque es el pan de cada día en nuestra sociedad, emitimos juicios sin parar sobre lo que hace el vecino, sobre la carrera que abandonó fulanito, sobre menganito que no busca un trabajo decente, el hijo que se fue a vivir al extranjero y dejó a sus padres solos, sobre la pareja que se separó en vez de mirar por sus hijos…. y así con muchas cosas más.   En la maternidad no iba a ser menos, como dice el título de este post hay madres, madrecillas y madrazas.   Personalmente me sobrepasa esta situación de juicios por todo, intento digerir ataques directos o indirectos hacia mi o hacia cualquier mujer, siempre hay alguien que lo haría mejor o que sabe mejor que tú qué es lo que te conviene.   Te catalogan de mejor, peor o directamente de mala madre por tomar tus propias decisiones Click To Tweet   Si decides ser madre joven, ahí te dan “pal pelo”, pero bien fuerte. Cómo se te ocurre, con lo joven que eres, no están preparados, no lo van a hacer bien, no están capacitados, no tienes dinero para mantener a tu hijo, mejor aborta, para que traer un bebé al que no vas a saber criar…. ¿y, qué pasa con los sentimientos de esos padres que han decidido seguir para adelante?, que en su “inmadurez” han tomado la decisión de madurar antes de tiempo,¿quién es nadie para juzgar/opinar si van a ser buenos padres o no?, ¿tienen el deber moral de salvarles la vida a los futuros padres y al bebé instándoles a abortar?, ¿somos conscientes de lo que implica un aborto a nivel emocional para una mujer?, ¿nos hemos parado a pensar que siente una pareja cuando ya quieren a esa vida que crece en su interior?.  Si decides posponer la maternidad, y eres madre cerca o despues de los 40, que qué mayor, que poco tiempo vas a pasar con tu hijo, cuando tenga veinte años tu tendrás sesenta y no estarás preparado ni con energía para afrontar nada. ¿Sabemos realmente por qué no han tenido hijos antes?, no podían, problemas de infertilidad, o simplemente no querían. Si decides dejar el trabajo para cuidar a tus hijos, ahí ya te volviste loca, como está la vida, sin trabajo, ¿cómo vas a mantener a esa criatura con un solo sueldo?,¿ y tu independencia? con todo lo que han luchado las mujeres y ahora vas tu a quedarte en casa… ¿Qué pasa con la necesidad de maternaje de los bebés, ¿sabe alguien lo que realmente necesita un bebé?, lo único imprescindible es el cuerpo de su madre, el resto de cosas materiales son totalmente innecesarias. ¿Y si en lugar de qué te lo cuiden otros eres tu  misma quién lo hace?, Acaso, ¿no es peor, desde el punto de vista de las necesidades biológicas del bebé, estar separado de su madre desde los cuatro meses porque ha de ir a  trabajar?. Y podríamos hacer una lista interminable para que nos juzguen: Si sales sin tus hijos. Si los dejas una noche con tus padres. Si te vas un fin de semana con tu pareja. Si no te vas un fin de semana con tu pareja. Si tus padres se encargan de comprarle los pañales. Si no los llevas a ver a los abuelos. Si no sales...

Read More

Mamá no quiero ir al cole, pero nunca más!!!

Posted by on Sep 4, 2015 in Crianza | Comments

Mamá no quiero ir al cole, pero nunca más!!!

La historia de la que voy a hablar ya le he contado muchas veces. El día en que mis hijos me dijeron “no quiero ir al cole!” y fue así… Cada vez que alguien me pregunta ¿qué tal el cole?, aprovecho para contarla con pelos y señales. La repetiré hasta la saciedad, y no porque me guste hablar de mi vida, o tal vez si, sino para que llegue al mayor número de personas posible, para que no se vea tan “normal” el sufrimiento por el que pasan muchos niños cuando no les queda mas remedio que adaptarse a una situación para la que aún no están preparados emocionalmente e intentemos buscar una solución. Mis hijos (gemelos) entraron al cole con dos años y nueve meses, y la verdad es que lo vivimos con mucha emoción, que bien otra etapa más, que mayores se están haciendo, ya al cole. La realidad nos dio un “zas” en toda la cara. Tuvimos la suerte de hacer una “adaptación” fuera de lo común, tanto el padre como yo podíamos entrar en clase con ellos, estar un ratito y después salir y aún así, ellos lloraban cuando nos íbamos. Rara vez se quedó alguno sin llorar mientras salíamos. Y yo me quedaba en la puerta llorando con ellos pero sin ellos   Se me desgarraba el alma oirlos llorar, y ahí me quedaba esperando a que terminaran sus llantos, sin ser yo su consuelo, sin tener lo que esperaban de su madre. Lo más triste es que esto que les ocurría a mis hijos era lo más “normal” del mundo, es lo que le pasa a todos los niños, no te preocupes Alba que ya se adaptarán. Ese modo de  “adaptación” duró hasta las vacaciones de navidad. Lo que vino después en enero fue terrible: LLantos desde que se levantaban de la cama, me tiraban del pelo, me pegaban. Me gritaban entre llantos que no querían ir al cole. Uno en brazos el otro pegado a mi. Esto no había ocurrido antes en nuestras vidas. Grandes rabietas que no llegaban a nada porque ellos seguían yendo al cole. Hasta que una mañana uno de mis hijos se plantó frente a mí y muy serio y tajante me dijo: Mamá no quiero ir al cole, pero nunca más. A lo que el hemano añadió: Y yo tampoco. Con tres años recién cumplidos fueron tan claros y demostraron una seguridad y contundencia en lo que decían, que no quedó lugar a duda de que teníamos que hacer algo al respecto. Mis hijos demostraron una seguridad mayor que la que  yo hubiese podido tener en mi vida hasta después de ser madre y de aprender tanto de ellos.   Recuerdo a su padre diciéndome que era normal que no quisieran ir al cole con la cantidad de fichas que habían traído del primer trimestre. Es que se aburren Alba, a mí me pasaba lo mismo, como van a querer ir. Ay las fichas y deberes…, eso daría para otro post. Reflexionaré sobre ello. Bueno pues tomamos cartas en el asunto, y los cambiamos de cole con la opción de que si no se adaptaban al nuevo se quedarían en casa con nosotros. Ahora están en un centro con una pedagogía diferente. Donde se les trata con mayor individualidad. Donde se respetan los procesos de cada niño. Donde fomentan la creatividad. Donde se le da más importancia a las emociones que al rendimiento académico. Donde se piden las cosas desde el respeto no desde el porque yo lo digo, yo soy el adulto y tu me obedeces. Donde se...

Read More