Hoy acaba la semana mundial de la lactancia materna 2015, la mundial pero como Spain is different aquí se celebra a primeros de octubre, jejeje! Por eso, aprovecho hoy para hablaros de lactancia. Pero para eso vengo con una de mis comadres más queridas Sylvie Riesco, la autora del libro La Magia de la leche: Historias de amor con mucho sabor.

 

Cuéntanos brevemente de lo que trata La Magia de la leche.

“La Magia de la Leche” es una guía de lactancia materna y crianza concebida de madre a madre. Ofrece la experiencia, el ser y el saber de madres, padres, asesoras de lactancia y matronas que comparten sus historias para proporcionar información, normalidad, tranquilidad y mucho amor ante la llegada de una nueva criatura.

Tejido entre mujeres, escuchados los padres y acompañado por profesionales de la salud, este libro nos invita a entender la lactancia materna como otra forma de criar. Me gusta decir que es un cuento de cuentos que giran en torno a la maternidad, la lactancia y la crianza de nuestr@s pequeñ@s.

La magia de la leche Sylvie Riesco

Sylvie Riesco firmando el libro en la feria del libro de Madrid

 

 

¿Siendo una simple madre como se te ocurrió que podías escribir un libro sobre lactancia? 

Me encanta escribir y parte de mi carrera profesional está vinculada a esta actividad pero nunca había sentido que necesitaba transmitir algo con tanta fuerza.

Mi vida cambió radicalmente cuando me convertí en madre. Sentía que quería saborear y exprimir cada momento pero también experimenté los miedos que toda familia vive al recibir a una nueva criatura. Y en medio de estas sensaciones, lo encontré: un grupo de mujeres que vivía la maternidad de una manera que me enamoró, que tenía siempre palabras de consuelo o ánimos para una recién parida y madre lactante.
Sentirme identificada y respaldada fue vital para no abandonar nuestra lactancia. Escuchar y compartir con otras mujeres dudas y situaciones me ayudaba a definir cómo criar a mi pequeña.

Los primeros tiempos de un bebé son preciosos pero también constituyen un reto. Igual que a mí otras me lo habían puesto fácil, pensé que nuestras experiencias podrían guiar y ayudar a muchas otras mamás y familias. En lo cotidiano y en lo más anecdótico, en situaciones normales y algo más complicadas… Se trataba de pasar un relevo de “información, calma y seguridad”. Por eso ser una “simple” madre era suficiente… porque no estaba sola. Contaba con el privilegio de estar rodeada de muchas más.

 

¿Porque elegiste escribir el libro de esta forma, cediendo la palabra a otr@s?

Yo llegué a un grupo de lactancia cuando mi hija mayor tenía tres semanas de vida. Hay un antes y un después de aquella visita. A partir de entonces mi maternidad fue el fruto de lo que yo vivía y aprendía de otras muchas mujeres. Fue tal la inyección de vivencias distintas, de consejos que se acoplaban a unas u otras situaciones y de acompañamiento que eso es lo que quise retratar en el libro.

Pensé que mi experiencia era “única” (porque era la mía) pero era sólo “una”. Concebía por eso el libro como una ventana a todo un mundo: había tanto tan enriquecedor ahí fuera, dentro de cada mamá y cada familia…Así que desde el inicio hice que el libro fuera un lazo entre dieciséis familias, diseñé un índice donde cada una pudiera aportar un pedacito de sus vidas. Cada una de ellas se centraría en un aspecto concreto (y tendría un gusto distinto. En la variedad está la riqueza. Y…¿por qué no decirlo? Creo que cuantas más situaciones se retrataran, se podría llegar y ayudar a un mayor número de mujeres y familias (ej. las que tienen un hijo o las que tienen dos, las que van a amamantar en tándem o las que pasan por la lactancia mixta, las que cuentan con apoyo desde el principio o las que viven situaciones emocionales adversas…)

 

La magia de la leche Hospital de Torreón

Tras la presentación en el Hospital de Torrejón con muchas de las familias que participaron en el libro

 

Es evidente que la maternidad ha cambiado tu vida y la de tus compañeras de viaje en el libro, crees que tu libro puede cambiarles la maternidad o paternidad a otr@s?

Cada hito en nuestra vida cambia nuestro lugar y percepción de las cosas. Y por supuesto, para nosotras la maternidad nos re-define en la vida. Creo que es fundamental dejar fluir y vivir empapándonos de cada etapa. Por eso, no hay que anclarse en el miedo y la duda o sentir que lo que nos pasa es “extraordinario”.

Me encantaría que en medio de la duda, el miedo, el agotamiento o el desconsuelo el libro pudiera ser alivio y bálsamo. He de decir que numerosas mamás me han dicho que se han sentido identificadas y creo que ahí ya se encuentra una clave para caminar más segura.

Tantas historias distintas vienen a recordarnos que lo que te ocurre/sientes es normal y que estás arropada por muchas otras mujeres que pasaron por aquí. Por eso estoy convencida de que para cualquier familia el libro abre una ventana a todo un horizonte enriquecedor. Pero, por supuesto, también te invita a descubrir que el verdadero camino de la lactancia y la crianza es el tuyo, el que tú y tu familia decidáis. La Magia de la Leche: Historias de amor con mucho sabor es alimento, consuelo, vínculo, relación, sabor al otro, amor… ¡ahí está la magia!

 

¿Qué crees que falta a las madres de hoy que podrán encontrar en tu libro (y que no encontrarían en otro)?

Creo que La Magia de la leche recupera algo perdido en nuestra sociedad: el contacto entre mujeres, entre miembros de una misma tribu llamada maternidad.

Antiguamente, nuestras abuelas hablaban con las vecinas a la puerta de casa y se desahogaban compartiendo sus experiencias, aprendiendo de otras y dejándose aconsejar. Hoy no hay tiempo. Apenas nos detenemos a saludar…cuánto menos le contamos nuestra vida a la vecina que apenas conocemos.

La lectura de La Magia de la Leche es en sí misma una sesión (o varias) de un grupo de lactancia donde varias madres abren sus corazones y sus vidas para que su historia pueda poner un poquito de luz a la tuya. Pero además, este libro cuenta con profesionales de la maternidad: enfermeras, matronas y asesoras de lactancia. Sin embargo, se entremezclan con las “simples madres” para que se convierta en una guía de “tú mamá” a “yo mamá”, para que se sienta la cercanía y la naturalidad de la lactancia.

Y por último, pero creo que realmente innovador, es contar con un capítulo dedicado a la figura del padre. No es fácil que ellos hablen…tal vez porque no se les ha preguntado. En el libro mantuve un debate/entrevista con nueve padres que, os aseguro, tenían mucho que contar. Son parte activa de esta vivencia, por supuesto. Parece que hablar de lactancia es centrarse en la mujer y su criatura pero… La Magia de la Leche nos hace brindar a todos: madres, padres, profesionales y todos los que al fin y al cabo amamos a nuestros recién llegados.
Si la leche tiene magia desde luego Sylvie es una gran maga que ha podido hacer una pócima con 16 ingredientes (mi familia siendo uno de ellos), y espero que lo leas porque seguro te hechizará!


The following two tabs change content below.