Google+

Posts Tagged "asesoras continuum"

La responsabilidad de las tiendas con sus clientes

Posted by on Ene 12, 2017 in Información | Comments

La responsabilidad de las tiendas con sus clientes

Una de las cosas que más me gustan de mi trabajo es la oportunidad que me brinda de moverme por mi tierra, Euskadi. Gracias a mi trabajo itinerante, puedo conocer bien la realidad de la crianza de los distintos pueblos que me rodean y también me da la posibilidad de llegar a locales de muy diversos tipos : tiendas de puericultura, asociaciones de familias, centros de terapias, consultas de fisioterapeutas, centros de educación infantil o domicilios particulares. Trabajar en espacios diferentes me permite comprobar cómo cada uno de esos espacios tiene alma propia y representa bien el espíritu de quien los regenta. Cada vez que uno de esos anfitriones me contrata para ofrecer mis servicios en su espacio, he sentido que me está abriendo las puertas de su casa. Me contratan porque realmente quieren ofrecer un servicio de calidad a sus clientes habituales y de ese modo mi aportación  añade valor  a su trabajo. A lo largo de los últimos años he visto cómo se hacían pequeños grandes cambios: Tiendas que tras mis talleres de porteo han dejado de vender productos no ergonómicos. Locales que han empezado a vender portabebés porque han entendido lo necesarios que pueden ser para sus clientes. Comercios que han dado un giro radical y han enfocado sus productos de otra manera. Fisioterapeutas que han empezado a  trabajar en red y  a recomendar asesoras de porteo profesionales. Fotógrafos de familia que han empezado a tratar a los bebés de manera más respetuosa. Me alegra que se hayan producido  esos pequeños cambios. Siento alegría y satisfacción de que cada vez más espacios donde se ofrecen productos y/o servicios asuman su responsabilidad  y sus consecuencias a corto, medio y largo plazo. Responsabilidades ineludibles cuando se gestiona un local Quien ofrece un servicio o producto: Tiene la responsabilidad de dar información correcta y actualizada. Si no dispone de ella debería decirlo sin miedo y con honestidad para no engañar a su cliente. No todos podemos ni debemos saber de todos los ámbitos de la vida. Tiene la responsabilidad de que las actividades que se den en su espacio sean una oferta de calidad y estén alineadas con los principios y productos que venden. Para proyectar excelencia y calidad es mejor contratar personas formadas y actualizadas. Tiene la responsabilidad de velar por la imagen que proyecta y la reputación que le acompaña.     Es importante conocer nuestro mercado y saber rodearnos de los profesionales adecuados. Tiene la responsabilidad de brindar a sus clientes una experiencia inmejorable en su espacio. El cliente “rentable” es el que vuelve y nos recomienda.     Tiene la responsabilidad de brindarle al cliente la certeza de haber hecho una buena compra. Lo peor que nos puede pasar es que un cliente descontento sienta que le “hemos vendido” algo que no necesitaba. En nuestro sector de familias, bebés y embarazadas, tiene la responsabilidad , además, de que esos primeros meses, semanas, días, minutos… sean especiales, de calidad y de verdad.   “Cada persona que entra en su espacio, en su página web, en sus redes sociales… es un cliente… Click To Tweet  Busca profesionales cualificados En mi trabajo, tanto como Asesora Continuum®, como desde  UmumaPro,  una de las cosas que más valoro es la formación permanente, la actualización de información y el cuestionamiento constante de si lo que hoy creo cierto, mañana lo será. Una de mi premisas fundamentales a la hora de trabajar es que mi experiencia personal como madre, no sirve DE NADA,  cuando una familia acude a mis talleres o asesorías, puesto que mi realidad, es solo mía. Extrapolar mis circunstancias y dar por sentado que todas...

Read More

No juzgamos: un lema de Asesoras Continuum

Posted by on Ene 28, 2016 in Crianza, Maternidad | Comments

No juzgamos: un lema de Asesoras Continuum

Cuando nos convertimos en madres una avalancha de consejos y “buenas prácticas” se arroja encima de nosotras. Estamos puérperas, con un cocktail hormonal que nos hace estar más sensibles y, en muchas ocasiones, sentirnos inseguras. No hemos parido antes, no hemos amamantado, nunca hemos tenido un bebé tan pequeñito que dependiera día y noche de nosotras y… ¡lo queremos hacer tan bien! Nos asaltan mil dudas y no sabemos a quién hacer caso. Si tenemos suerte, nos animamos a acudir a un grupo de apoyo a la lactancia o a la crianza, a hablar con una matrona o asesora sobre nuestras dudas. En general, los grupos funcionan fenomenal y encontramos respaldo y apoyo. Pero en otras ocasiones nos sentimos juzgadas y no sabemos cómo encajar en ellos. Por miedo a ser juzgada, a que alguien me hablara “regular” o de forma paternalista, no acudí a un grupo de apoyo cuando fui madre por primera vez. Y me hubiera encantado, porque me habría proporcionado seguridad y un lugar de desahogo. Los profesionales que trabajamos con personas y especialmente con madres, ya que la maternidad es algo muy íntimo,  tenemos una doble responsabilidad: Transmitir información verídica y contrastada Cuidar el trato personal. Y en Asesoras Continuum nos lo tomamos muy en serio. Por un lado la información que proporcionamos es rigurosa y contrastada, actualizada, ya que seguimos en continua formación. Pero más importante aún, nos formamos para  ver más allá. Más allá de la composición de la leche materna o de la producción de oxitocina. Más allá de la nutrición saludable o de la importancia del tacto y el contacto, en Asesoras Continuum miramos a los ojos de la persona que nos habla. Escuchamos y respetamos. Porque, lo que es bueno para mí, quizás no lo sea para ti. Igual que no hay un portabebés perfecto para todos -intentamos buscar el idóneo para ti y tu hijo- no hay una respuesta única al resto de interrogantes que surgen alrededor de la maternidad y la crianza. Lo importante es tu tranquilidad y la de tu hijo, tu felicidad y la de tu hijo. Que encontréis vuestro camino valorando distintas opciones y pudiendo elegir. Sin que nadie te juzgue, sientiéndote libre. Porque tú y tu hijo sois lo importante para nosotras....

Read More

Nuestros portabebés según la ocasión

Posted by on Dic 29, 2015 in Porteo | Comments

Nuestros portabebés según la ocasión

  A mi hija mayor comencé a portearla al mes. La veía tan pequeñita que me daba un poco de miedo. Y aunque la porteaba con fular e intentaba llevarla en la mejor postura posible, ahora sé que no era la ideal.     Con mi hija mayor he ido aprendiendo por el camino. No sólo en cuestión de porteo, sino en todos los aspectos de la crianza. Ha sido y sigue siendo mi “conejilla de indias”, mi niña. Es lo que tiene ser la mayor. Pero gracias a ella soy lo que soy ahora mismo.   Con mi segunda hija, que ahora tiene cinco meses, comencé a portear desde el principio. Me estoy dando cuenta de que no hago más que comparar las crianzas de mis hijas. Supongo que será normal. En esto de ser mamá de más de una soy nueva, así que espero que me comprendas.   ¿Qué portabebés son los que hemos usado hasta ahora? Antes de continuar quiero aclarar que estas son nuestras preferencias y nuestras circunstancias. Tú tendrás las tuyas. Por otro lado ten en cuenta también que yo me dedico a esto. Lo digo porque no es la primera vez que me preguntan: “¿pero tú cuántos portabebés tienes?”     Bandolera   Este fue nuestro primer portabebés. Una bandolera de algodón y lino. Y es que mi hija nació en pleno verano, y ¡menudo verano! Así que tenía que ser lo más fresco posible y, por supuesto, un portabebés adecuado a un recién nacido. La bandolera la usamos casi en exclusiva durante el primer mes para salir a la calle.   También me gusta la bandolera para usarla en el transporte público. Entre tanta gente es fácil de poner y quitar, sin que arrastre la tela con el riesgo de ser pisada. De la misma manera, para ciertos eventos, es por la que me decanto. Sin ir más lejos, hace poco fue mi elección para ir al teatro en familia.     Fular elástico, con nudo preanudado   Una vez que mi hija mayor comenzó el cole y dado que hay que coger el coche sí o sí, éste, junto con la bandolera, son mis opciones. Es lo más rápido y cómodo para estar metiendo y sacando a mi pequeña del portabebés. Y más aún si hace frío y no hay ganas de quitarse el abrigo.   Personalmente prefiero un portabebés que me reparta el peso en ambos hombros, sobre todo si voy a estar un buen rato porteando. Pero también es verdad que mi suelo pélvico está algo debilitado y no quiero abusar de un nudo que me comprima en exceso el abdomen. De ahí que hasta ahora haya alternado diariamente estos dos portabebés para coger el coche.     Fular semielástico   Este fular, por ser más manejable (no es tan rígido como el tejido), es el que suelo utilizar, bien para estar en casa, bien para salir a dar un paseo o bien para ir a algún sitio donde, aunque vaya en coche, no voy a necesitar estar constantemente sacando y metiendo a mi niña en el portabebés.   En verano, para estar en casa, prefería este fular a la bandolera. El motivo es, como he comentado antes, que me gusta más el porteo simétrico. De esa manera el peso se reparte en ambos hombros.       Fular tejido   Por ahora lo he usado en casa para dormir a la peque y para dar paseos o ir a algún sitio andando. Es mi preferido, por el sostén que ofrece, para portear con nudo canguro a mi niña. Sé que...

Read More

Tacto nutritivo con masaje infantil

Posted by on Nov 4, 2015 in Contacto | Comments

Tacto nutritivo con masaje infantil

Este fin de semana estuve en una formación de monitoras sobre masaje infantil.  Y vengo a compartirte hoy la importancia de esos momentos tan íntimos que podéis tener tu bebé y tú. Existe una técnica, que desarrolló Vimala McClure, que  mediante unos movimientos de masaje favorecen el contacto nutritivo.  Es una experiencia bonita y si tienes opción y conoces alguna monitora de masaje infantil cercana para poder hacer el curso, seguro que te gustará. El tacto es un elemento que ayuda a formar vínculos. Y esto es sumamente interesante cuando hablamos de partos tan intervenidos que a veces parece que “eso que nos tenía que nacer” no florece de forma espontánea. No es raro escuchar a alguna mamá que te cuente que miraba a su bebé como si no lo reconociera. Y es muy difícil aceptar ese momento, pero tenemos en nuestras manos una gran herramienta para poder volver a ese centro que tanto necesitamos como  mamá y bebé.   El tacto es el primer sentido que se desarrolla dentro del útero y el último en dejarnos. Los bebés necesitan ser tocados, y bueno… los adultos también: ¿quién no sale con mejor humor después de un masaje? 😉 .  Durante el masaje, sepas o no la forma de hacerlo,  con el sólo hecho de acariciar a tu bebé, de tener contacto visual, de cantarle, de hablarle, estás fomentando un vínculo que cada vez es más fuerte y que, además, te ayuda a entenderle mejor.   Mediante el tacto, conocemos mejor a nuestro bebé,  como madre o padre aprendemos a responder mejor a sus necesidades. Liberamos hormonas de bienestar y es  una herramienta maravillosa que se puede compartir en familia. Los padres, que a veces se sienten un poco desplazados por la nueva situación familiar, encuentran con el masaje una excelente forma para fomentar el vínculo con su bebé.   He podido vivenciar en primera persona cómo se acercan una madre y un padre con esta consciencia hacia sus bebés y es realmente muy bonito de ver y sentir, por qué no. Nos han regalado unos bonitos momentos este fin de semana. A mí, personalmente, esa mirada de conexión que hay entre mamá y bebé, ese entendimiento que surge entre ellos es algo que me provoca una serenidad que, como muchas hemos sentido en primera persona, no puedes casi ni explicar.   Fomentemos el tacto, masajear a nuestros bebés, el piel con piel, la cercanía, el olor, el calor de mamá, de papá de los hermanos y hermanas… y facilitemos esa hermosa visión de ver crecer a niños más felices....

Read More

La experiencia personal o la responsabilidad de una asesora

Posted by on Oct 27, 2015 in Artículos | Comments

La experiencia personal o la responsabilidad de una asesora

    Hace pocos días, del 5 al 11 de Octubre se ha celebrado la Semana Europea de la Lactancia Materna y también la Semana Internacional de la Crianza en Brazos, que este año han coincidido. . . En este marco se han realizado numerosas actividades que pretendían sobretodo visibilizar estas realidades y también informar sobre ellas: mesas coloquio, charlas, talleres, bailes, tetadas… Se observa como cada vez más colectivos, organizaciones y empresas, y también organismos públicos, sobretodo del ámbito sanitario, se suman a las reivindicaciones asociadas a estas celebraciones. Cada vez somos más, y eso es bueno e importante. . Cada vez somos más y eso también quiere decir que cada vez hemos de ser más cuidadosas, porque corremos el riesgo de pensar que todo vale y realmente no es así. Hay un punto en el que hay que diferenciar muy bien lo que se esta haciendo. Habitualmente tienden a confundirse las experiencias personales con la información científica y basada en la evidencia. No es difícil encontrar coloquios donde no esta claro si las mamás cuentan su experiencia personal o están hablando de las recomendaciones generales de la OMS, por ejemplo. . Estamos acostumbradas a hablar sentando cátedra, a contar nuestra experiencia como si fuese la única valida y verdadera y eso hace que quién nos escucha piense que estamos dando pautas a seguir, sin flexibilidad, o que estamos hablando de verdades absolutas. . Es muy importante compartir experiencias, saber que otras madres han conseguido lo que para nosotras es un objetivo en el horizonte, contar con un grupo de comadres a las que acudir que nos den apoyo y nos escuchen. No siempre es necesario acudir a una profesional, a una asesora formada, ya sea en porteo, en maternidad, en lactancia… A veces solo necesitamos que alguien nos escuche y nos diga que somos normales, que nuestros bebés son normales, que lo que nos pasa es normal. Esto tiene, por otra parte, un gran riesgo, podemos tomarnos esas conversaciones informales como algo a imitar, como la norma que hay que seguir cuando es solamente eso, una opinión, un ejemplo. . Cuando hablamos como asesoras, cuando damos una charla o taller o hacemos una asesoría, nuestra opinión no cuenta, lo que nos ha ido bien a nosotras pierde la importancia, lo importante es lo que la evidencia científica subraya, lo que dicen los estudios y lo que esta demostrado. Si se trata de un taller la información será más general ya que no se puede hablar en términos absolutos ni dar información personaliza cuando te diriges a un grupo de gente. Si hablamos de una asesoría lo que nos fue bien a nosotras tampoco tiene ninguna validez ya que no hay una opción mejor que otra, sino la opción que mejor se adapta a una familia, lo que a ellos les resulta más fácil, útil y llevadero. Tal vez a nosotras nos fue muy mal con el mei tai pero en ese momento para esa familia y sus circunstancias es la mejor opción. Tal vez nosotras le dimos un chupete a nuestro bebé con tres meses pero la madre que nos consulta ha comprobado que si su pequeño coge el chupete después se olvida de como mamar. Cada caso es un mundo, cada historia es diferente.  Una buena asesora está en continua formación, actualizándose, estudiando, informándose… aumentando sus conocimientos para, cuando llegue el momento, poder darte toda la información desde el respeto, dándote opciones y explicándote cada una de ellas, para que seas tú quien tome la decisión final, para empoderarte y poner a tu disposición las herramientas...

Read More