Google+

Posts Tagged "crianza"

Si con tu bebé no tienes tiempo ni de ducharte, te proponemos esto…

Posted by on Oct 28, 2015 in Crianza | Comments

Si con tu bebé no tienes tiempo ni de ducharte, te proponemos esto…

Si con tu bebé no tienes tiempo ni de ducharte, te proponemos esto… un portabebe, y te voy a contar cómo y porqué. Solemos hablar de los múltiples y variados beneficios del porteo. Charlamos y debatimos sobre los beneficios para los pequeños a muchos niveles y desde variados enfoques. Conversamos de los beneficios que lleva asociado para los propios porteadores.   De las situaciones que nos ayuda a solventar el porteo de forma indiscutible. De la libertad de movimiento y de acción que nos proporciona. De la belleza de esas dos respiraciones acompasadas durante un largo paseo. De la sincronía de esos dos corazones al mismo ritmo, mientras los pequeños descubren nuestro complejo mundo pegados a nosotros. De ese baile, movimiento necesario para el desarrollo armónico que nos proporciona.   Si, muy bonito todo… ¿Y el día a día? ¿la parte más práctica? ¿las barreras diarias y más cotidianas? ¿Los entuertos más variados a solventar todos los días? Asumamos que todas y todos vamos al baño, todos y todas necesitamos una ducha al final el día (por pararnos en dos actos más que cotidianos), todos y todas comemos y necesitamos cocinar. Y ahí están los portabebés, son tan necesarios de puertas para dentro como de puertas para afuera, cada familia decide cuando y donde les da uso por supuesto. Pero es indiscutible la capacidad que tienen para  facilitarnos la vida, el poder llevarlos contigo cuando es lo que esperan para hacer comidas, cenas, lavadoras, aseos personales y ajenos varios soluciona muchos de esos momentos. Por ejemplo, sobre todo, una buena ducha para retomar fuerzas de cara a la noche, cuando tienes bebés pequeñitos, que suele ser tan movida como el día, nos da la vida y ánimos para afrontarlo. Pero a veces no es posible, parece que tienen que alinearse veinte estrellas con quince planetas para que ese hueco aparezca, y no todos los días, y a mi personalmente tener que perseguir ese hueco me provoca una importante irritabilidad Si además tienes otros hijos la cosa se complica, un poco más o un mucho más, porque justo cuando parece que podrás darte esa ducha, tu hija mayor necesita que la atiendas, porque justo cuando parece que se abre esa posibilidad, tu pareja tiene que ponerse con la cena y todo al tiempo no se puede hacer, por ejemplo. Porque si es tu primer bebé y tienes una pareja que asume ese momento del día para que tu te des una ducha (normalmente fugaz y bien rápida) puede resultar más sencillo (no siempre). Pero cuando pasas de ser tres a ser cuatro, las mamás nos ponemos el disfraz de mama-pulpo (como siempre dice una buena comadre) y parece que nos cuesta encontrar un hueco que por otro lado es más que huidizo. Pues ese rato lo puedes salvar con un portabebés también!. Igual no te lo habías planteado, pero hay portabebés específicos para piscina y playa, puedes usarlos también para el baño y la ducha. Se secan rápido, te proporcionan seguridad y comodidad y el momento “ducha-precipitada” se puede convertir en un rato de diversión y alegría si el pequeño lo acepta de buen grado. Conviertes así, un momento de lo más común, en una fiesta, en un circo de tres pistas, para ellos y para ti. Tu feliz en tu ducha, y ellos felices en tus brazos. Click To Tweet   Ya de otras tareas más escatológicas no hablamos, porque ese suele ser justo el momento en el que tu baño, se convierte en el camarote de los hermanos Marx si o si, y de eso amiga, ya si...

Read More

Soy la mejor madre del mundo ¡Y tú también!

Posted by on Oct 7, 2015 in Maternidad | Comments

Soy la mejor madre del mundo ¡Y tú también!

          “15 cosas que debes decir a tu hijo para fomentar la autoestima” “10 cosas que no debes decir a tu hijo” “84 formas de preguntarle qué tal el colegio” “27 maneras diferentes de conseguir que tu hija no sea una princesa”   Las redes sociales se llenan de listas de consejos y normas sobre qué decir y qué hacer con tu hijo… Al final no sabes si lo que haces es correcto o no y hasta haciendo la cosa más mínima, las dudas te corroen… ¿Eso está bien? ¿Hacer caso de todo es lo que nos convierte en madres buenas o en buenas madres? NO. Rotundamente no. Nos hacen dudar de nuestra propia maternidad. Nos hacen dudar de nuestro instinto más primario que es el de proteger, cuidar y querer a nuestros pequeños. Soy la mejor madre del mundo para mis hijos. Y tú eres la mejor madre del mundo para los tuyos. ¿Por qué lo sé? Por qué eres su madre y harás lo mejor para ellos. Puede que a veces no juegues a todo lo que ellos quieran (sabemos que el escondite-pilla pilla no es lo que siempre queremos hacer), puede que a veces tengas ganas de llorar y desaparecer, incluso a veces lo hagas… Sin embargo, y sin conocerte, sé que: Eres la mejor madre del mundo para tus hijos No dudes de tu maternidad. No dejes que los demás dirijan tus acciones con respecto a tus hijos. Las listas de las redes sociales no siempre ayudan, incluso nos hacen dudar de nuestro instinto más primario que es la maternidad. No dudes nunca de tu propia maternidad. Vívela y Disfrútala. Solo debes hacer caso a tu instinto. Escúchate. Escucha a tu instinto maternal. Ese es el único que vale. Los demás, pueden esperar. El instinto maternal está muy acallado por esta sociedad de la (des)información. Y, como madres, no debemos permitirlo. Es instinto maternal nos hace lo que somos y ¿sabes una cosa? Somos increíbles como madres. No lo dudes. Eres increíble como madre de tus hijos. Que nada, ni nadie te haga sentir lo contrario. Solo escúchate. Escucha esa voz que, a veces (si no siempre) va a contracorriente, y sigue aquello que te dicte el instinto. Y cuando dudes y te preguntes si lo estas haciendo bien, mira la cara de tus hijos al dormir… Emana paz ¿verdad? Pues, ahí tienes la respuesta. Soy la mejor madre del mundo ¡Y tú también! Click To...

Read More

Los niños buenos no lloran

Posted by on Sep 29, 2015 in Crianza | Comments

Los niños buenos no lloran

Los niños buenos no lloran, desde el otro día me retumba esta frasecilla porque ya la hemos escuchado unas cuantas veces desde que nació Erik y voy a ser muy poco correcta en este post, tan poco correcta como aquellas personas que no se paran a pensar antes de hablar o no miden como hablan de una persona que esta delante y presente aunque sea una persona de un mes de edad. La gotita que colmo el vaso fue la señora panadera de mi barrio, con la que mantuve, mantuvimos (íbamos los cuatro juntos una buena mañana de domingo) este singular dialogo para besugos, puntualizo, besuga ella, nosotros tenemos muy claras las cosas. *Advertencia, no ha sido en una sola visita, ni en una sola conversación, me he tomado la licencia de agruparla en la misma para ahorrarnos espacio, por supuesto hemos cambiado de panadería para evitar un homicidio cualquiera de esas mañanas de domingo. Panadera: Uy! has tenido un hermanito!! Que bien no, ahora ya eres la hermana mayor y te toca cuidarle mucho, ayudar a los papas y ser muy buena y responsable (levantada general en el clan Ruíz-Solís de cejas, la mujer ha tenido a bien mezclar todo lo que más molesta en una sola frase, ole ella!). Sira: Si, hemos tenido un bebé, me gusta mucho mi hermanito, pero ya lo cuidan mis papás, igualito que a mi. Panadera: (obviando la respuesta ya ácida de la niña, no sabe lo que la espera si continua…pero ella continua) ¿Y como se llama el hermanito?. Sira: El hermanito, el bebé, se llama Erik. Panadera: Uy! que raro (no lo entiendo porque parece el nombre de moda, en los parques levantas una piedra y salen tres Erik) ¿Y tu? ¿Como te llamas tú?. Sira: Sira, me sigo llamando Sira como el domingo pasado (ains!) también es raro, pero mi mamá dice que Pepes y Marías ya había bastante (Oye, a mi me contesta eso una niña de seis años y ya pillo que va hasta el moño y es mejor dejarlo). Panadera: (Esta es la gota que colmo el vaso) ¿Y el bebé es bueno?. Sira: El bebé? Erik? esto…(aquí ya me miro pasándome la pelota a mi directamente). Mamá (Esto, yo misma): ¿Bueno? si, el niño es muy bueno, como todos los niños no? no hay niños malos. Panadera: Si, si, si que hay! algunos niños son malos, lloran mucho ¿El hermanito es bueno o llora mucho?. (Mirando de nuevo a Sira que ya se escondía detrás de su padre, el cual viendo venir la tormenta ya me miraba con una sonrisa en la cara). Mamá: TODOS LOS NIÑOS SON BUENOS, punto. Que lloren o no lloren, Erik llora bastante más que su hermana, no los hace más o menos buenos, Erik llora bastante y es muy bueno, básicamente porque no le ha dado tiempo a ser malo, no como a otras, buenos días. (todo esto en la puerta ya, con mi pequeño en una bandolera dormidito y con mirada y posición bastante agresiva por mi parte, como merecía la señora besuga)       No hemos vuelto por la panadería, es una lastima porque hacen un pan exquisito, completamente opuesto a su trato a este respecto. Y es que estoy hasta el moño (por ser correcta) de escuchar lo del niño bueno-niño malo. Esta comparación que establece esta, nuestra sociedad de hoy día de que el niño que no reclama lo suyo, que no llora, que no demanda lo que le corresponde, que el niño que no es como un muñeco es malo, me enferma. Un...

Read More

Primeros pasos de la crianza con amor y respeto

Posted by on Sep 26, 2015 in Crianza | Comments

Primeros pasos de la crianza con amor y respeto

La crianza con apego seguro busca un vínculo seguro entre padres e hijos, respetando los ritmos del niño y adaptándolos a sus necesidades. Detrás de todo lo que engloba el concepto de crianza con apego seguro hay mucha información, pero en este post queremos que tengas un breve resumen de principios básicos que podrás implementar para que vuestra crianza sea lo más natural y felíz posible.   Preparate emocional y físicamente para el embarazo y el parto: es fundamental. Está muy bien que investigues sobre las diferentes opciones para dar a luz, sobre qué pasará un vez que nazca el bebé. Hay centros de preparación al parto en los cuales te pueden ayudar para recibir esa información. Ir a grupos de apoyo  a la lactancia estando embarazada es fabuloso para saber enfrentar tus dudas cuando nazca el bebé. Mantén tu mente abierta y flexible en todo momento para almacenar toda la información que puedas.   La lactancia materna es la mejor fuente nutricional y emocional del bebé. Ofrecer una lactancia a demanda sin horarios ni relojes es un billete más seguro hacia el éxito. Piensa que es un momento muy bello de conexión entre la mamá y el bebé; aparte de todos los beneficios que tiene la leche materna, disfrútalo.   Hay que darle confianza y empatía al bebé, responder con sensibilidad ante sus señales y estar a su lado cuando lo necesite, los bebés no nacen queriendo molestar a nadie, solo te necesita a tí, mamá y papa, para poder vivir, y una de las formas por las que se expresan es a través del llanto, empatizar e intentar comprender a vuestro bebé, es fundamental.    Mantén el contacto físico, es fundamental para la seguridad, la estimulación y muchos más aspectos del bebé. En el nacimiento el momento piel con piel es muy importante; más adelante lo podemos mantener de muchas otras formas, con masajes y sobre todo en el día a día con el porteo. Y por supuesto no podemos olvidar los abrazos, besos y arrumacos que tanto nos gustan a pequeños y mayores.   Por las noches los bebés también tienen necesidades: sueño, hambre, frío… Algunos métodos para el entrenamiento del sueño son totalmente negativos y pueden tener efectos psicológicos nocivos. Dormir junto al bebé y/o practicar colecho tiene beneficios para tu bebé como para tí y tu pareja. También hay mucha información para leer que puede ser de vuestra ayuda e interés con respecto a este tema.    Los padres tenemos que estar en equilibrio, porque sino no podremos transmitírselo a nuestro bebé. Es importante tener una red de apoyo, no tener miedo a decir “no” o “no puedo” a ciertas cosas, etc… Si nosotros estamos tranquilos nuestro bebé también lo estará. Intentemos mantener la calma ante momentos de estrés para que todo se resuelva de la mejor manera posible.   Disfrutar de vuestra andadura como padres, ser felices, creativos, divertidos y vivir cada momento como si no fueseis a tener otro igual. Será aún más fácil demostrar a vuestros hijos lo que es el cariño y el amor incondicional de unos padres. Disfrutar cada minuto porque a pesar de que el día a día es largo, el tiempo pasa muy rápido y hay que vivir cada día a su lado como único.   DISFRUTAD EN...

Read More

Cuando papá portea… ¡no sabes lo que te pierdes tío!

Posted by on Sep 14, 2015 in Porteo | Comments

Cuando papá portea… ¡no sabes lo que te pierdes tío!

Hoy voy a hablar de porteo. De lo que te puede llevar a portear, o a tener tan siquiera esa opción cómo algo válido y necesario en la crianza de tu o tus hijos. Existe mucha información al respecto, sí. Aún así se ve a muchas familias para quienes la primera opción es hacer el pack completo: carro super chulo – manejable – pliegue fácil, y que además ocupe poco espacio (yo también estuve ahí). Y en el mejor de los casos, alguien te regala una mochila de esas, muchas veces no ergonómica, pero bueno… cuentan que puede ser una posibilidad a utilizar para facilitarnos las cosas. La verdad que nosotros buscamos ese carro, esa cuna… (que no usé apenas) y cómo la economía no daba para mucho fuimos muy cuidadosos eligiendo lo que mejor se adaptaba a nuestras necesidades y nuestro bolsillo. Quería hablar de esto sin hablar de mi familia, pero la verdad que no se cómo enfocarlo ahora mismo, así que voy a contarte como llegamos nosotros al porteo. Cuando nació mi bebé, pasó del carro. Ahora entiendo bien porqué 😉 Pero bueno, tampoco me importaba llevarlo en brazos. Un día mi pareja me dijo: -Hay unos pañuelos dónde llevas a los bebés… ¡Imagina! ¡Un fular! cuando tan siquiera me había planteado ni una mochila que era lo que conocía o en lo que me había fijado, y bueno.. Lo miramos y compramos uno. Aprendimos a hacer un par de nudos. Aunque la verdad que el empeño lo puso mi pareja. ¡Que majo! Cómo le agradezco que fuese tan apañado con las instrucciones porque yo me aburro con eso de seguir el paso a paso 😛 total… que lo conseguimos y fue un éxito, en todos los sentidos. Era en el único lugar dónde mi pequeño dormía, dónde lo sentíamos de forma segura, calentito,… Click To Tweet Hace poco mi pareja le explicaba la opción de portear a unos amigos que recientemente han recibido a su querida bebé. Necesitan desplazarse en transporte público. Su amigo, un poco dudoso de hacerle caso por probar una mochila y dejando a un lado los prejuicios, ha accedido a probarlo, todavía tenemos que vernos y dejarle lo que tengo en mi arsenal y les pueda servir 😛 . Pero algo que me gustó escuchar en mi pareja fue: ¡Es que no sabes lo que te pierdes tío, de verdad!” Papá que portea a otro papá. Click To Tweet No Sabes lo que te pierdes Y esa es la cosa. Es tan maravilloso, esa acción tan simple y sencilla… que de verdad, tienes que probarlo. Nosotras ya lo sabemos, porque sabemos que es llevar a un bebé en nuestra barriga, pero los papás no… y créeme cuando te digo que si hablas con algún padre que portee por primera vez y le miras a los ojos cuando te cuente su experiencia no podrá dejar de emocionarse. Porque eso es el porteo, un acercamiento tan instintivo, tan humano que hay que poder vivirlo. Ya sea en brazos infinitos, como en esas telitas tan chulas y mochilas que existen por ahí. ¡Portea siempre seguro y ergonómico!. Un abrazo grande y feliz porteo...

Read More