Todas nuestras alumnas nos empujan a mejorar nuestro trabajo día a día, nos hacen esforzarnos y sacar lo mejor de nosotras, gracias a su interés, su empuje, su curiosidad, sus ganas… Hoy el testimonio es el de Carolina, de Soñando Duendes.

Me siento muy orgullosa de estar formándome para ser una Asesora Continuum. Desde que fui madre la maternidad me ha interesado en todos sus aspectos y sentía que quería dedicarme a apoyar a otras familias en este bonito y a veces difícil (sobre todo por la falta de ayuda y de redes entre madres y familias) camino.

Es increíble cómo a veces creemos saber y luego nos damos cuenta de que todavía nos queda mucho camino por delante. Saber que el trayecto que he decidido tomar es el adecuado y que lo que estoy haciendo es lo que realmente me gusta, me insufla de seguridad y satisfacción.

Cuando me encontré con esta formación me enamoré al instante. Reconozco que tuve mis dudas y un poco de miedo al embarcarme en este hermoso proyecto. Pero ya desde la primera clase y según iba conociendo a las maravillosas mujeres, tanto profesoras como compañeras, que están junto a mi en este gran proyecto, supe que había acertado de lleno. No se trata de una simple formación online, se trata de crecimiento personal, de superación de retos, de compartir experiencias con grandes mujeres y de seguir aprendiendo siempre desde la información contrastada.

Se que al finalizar la formación lo voy a echar de menos, pero me consuela el saber que vamos a seguir en contacto. Os puedo asegurar que ha superado con creces todas mis expectativas.

Ser Asesora Continuum es autoconocimiento, respeto, sinceridad, sabiduría (tanto por los conocimientos como por el saber estar) y empoderamiento, todo lo necesario para ser una buena asesora y trasmitir estos valores a las familias a las que acompañamos.

Lo que supone para mí esta formación va mucho más allá de una simple titulación. Porque quiero que este sea mi proyecto de vida, de hecho ya lo es. Se que estoy en el camino correcto y lo que me está aportado a nivel personal no tiene precio.

Crecimiento personal


The following two tabs change content below.
Madre de Marcos (2008) y Lucas (2011) la maternidad supuso para mi todo un descubrimiento y revolución personal. El porteo llegó a mi vida por casualidad y se quedó por convencimiento. Cada día estoy más convencida de que lactancia y contacto son las dos herramientas que más nos facilitan la ma(pa)ternidad y por ello me dedico profesionalmente a difundir la necesidad de contacto de nuestros hijos (y nuestras). Y a dar a conocer herramientas sencillas para integrar el contacto en nuestra crianza, sobre todo, el porteo. Tienes más sobre mí aquí: http://blog.monitosyrisas.com/sobre-mi/