Portear a bebés nacidos prematuros: morir de amor

Portear a bebés nacidos prematuros: morir de amor

Hola, primero de todo presentarme, soy Marta auxiliar de enfermería y trabajo en pediatría desde hace ya unos cuantos años…
Conocí la formación  Asesoras Continuum por casualidad hace ya un tiempo e hice con ellas su formación con la segunda promoción.

Y aquí sigo… sintiéndome una más de esta tribu de lokas, trabajando desde mi pequeño espacio para intentar dar voz a los que aún no la tienen.

Aquí podéis leer lo que para mí es ser AC…

Hoy quiero hablaros de porteo con bebés nacidos prematuros y para eso, quiero presentaros a Bea e Ignacio, padres de 3 niños que se llevaron la sorpresa casi con el primer test de embarazo de que iban  a venir dos bebés más. ( En embarazos múltiples la hormona hcg se duplica, de ahí sus fundadas sospechas… y su intuición no falló ).

        ¡En breve iban a ser 7 en casa!

 Telmo y Tomás llegaron al mundo a las 30 semanas de gestación, pesando poco más de 1kg cada uno y teniendo que empezar la vida con una carrera de fondo nada más asomar la cabeza al mundo.

Los bebés que nacen de forma prematura son verdaderos súper héroes y, como era de esperar, en este caso están superando poco a poco y con mucho amor la primera prueba que les ha puesto la vida…

  Nacer antes de tiempo 

» El mundo de los prematuros » es muy desconocido para una gran parte de la sociedad y, en muchos aspectos, también para los los mismos profesionales que luchan a diario por salvar sus vidas.

Se subestima  tanto  nuestras habilidades y capacidad,  la medicina ha querido intervenir tanto en los procesos relacionados con el parto, que las mujeres hemos perdido totalmente la confianza en nosotras mismas, en nuestros cuerpos y peor aún, en nuestros hijos.

Sin embargo como dice el neonatologo sudafricano Nils Bergman 

 PARA EL BEBÉ NADA TIENE SENTIDO SINO  DESDE EL PUNTO DE VISTA DEL CUERPO DE SU MADRE.
ES LO QUE ÉL ESPERA Y ESTAR JUNTOS ES LO QUE AMBOS NECESITAN.

 

Facilitando el contacto, una necesidad fundamental

Esto podemos traducirlo como  que un bebé al nacer, y más si es prematuro, continúa necesitando a su madre para todo. Su cuerpo es vital para él, es su hábitat natural.

Y NECESITA estabilizar sus constantes vitales sobre su cuerpo, regular la  temperatura sobre su cuerpo, sentirse protegido sobre su cuerpo, alimentarse de su cuerpo… en definitiva, necesitan adaptarse a la vida extrauterina sobre el cuerpo de su madre.

Y aquí es donde puede intervenir el porteo más que nunca.Facilitando el contacto, que, en definitiva, es lo que más necesita.

Utilizar un sistema de porteo adecuado te dará la posibilidad de tener las manos libres y poder seguir con tu vida, incorporando a tu hijo en ella. Esta es una de las muchas ventajas del porteo. Y tu bebé estará siempre contigo, sobre tu cuerpo, donde necesita completar su desarrollo.

Te animo a leer o releer este artículo  de mi amiga Nahia, con el que podrás aprender más sobre lo que implica el porteo en la vida del bebé y  conocerás los beneficios que aporta el porteo desde el punto de vista del desarrollo neurológico y psicomotor:
«El porteo y los hitos del desarrollo»

 

 

Y cuando son dos… ¿cómo lo hacemos?

Pues lo primero es decirte que  ¡¡¡se puede!!!

¡Claro que se puede! Si el cuerpo de una mujer es capaz de gestar dos bebés, ¿por qué ponemos en duda que vaya a ser capaz de seguir ofreciendo todo lo que estos necesitan?

Evidentemente portear a dos no es tan “ fácil “. Muchos pensaréis  que es una locura, sobre todo cuando vayan creciendo, pero…

¡Querer es poder!
Y si se quiere, todo es intentarlo

 

Encuentra tu fórmula para portear

 

Existen tantas opciones como familias…

Puedes combinar carro y porteo

Portear tú a uno y el padre u otro adulto al otro …

Siempre pensando en vuestros deseos, circunstancias y necesidades de vuestra nueva vida….

 

Lactancia en múltiples

¿Crees que es posible amamantar a dos bebés a la vez?  ? Y si han nacido prematuramente?
Como ocurre en el embarazo, si un cuerpo ha gestado a dos, por lo general, puede alimentar a dos.

La CONFIANZA  es un elemento fundamental  para poder lograrlo.

Necesitas creer en ti, en el poder que tiene tu cuerpo y por supuesto, en tus hijos y en su capacidad para saber qué hacer cuando no se interfiere negativamente.

Pero siendo realista, para logarlo necesitarás algo más: priorizar necesidades.
Intenta delegar obligaciones, la casa, los hermanos mayores, comidas, limpiezas, compra, la ropa…

Aprovecha la ayuda que te ofrezcan y pide que te ayuden con estas cosas que realmente te vienen bien.

No  necesitas ayuda con los cuidados de tu/tus recién llegados, para eso ya estás tú.

Es un poco absurdo que te ayuden con tus bebés para que tú pongas la lavadora. La lavadora la puede poner cualquiera, ella no notará la diferencia, tus bebés te necesitan a ti.

Esta experiencia es única, solo la vas a vivir una vez. Quizás tengas más hijos, o no, da igual. Lo importante es vivir el hoy con tus bebés.

 

 

    Una ayuda extra nunca viene mal

No dejes de buscar ayuda profesional si la necesitas, si crees que algo no va bien, si hay algún problema o si necesita asegurarte de que todo va bien. Una Asesora Continuum, una asesoras de porteo y/o lactancia, grupos de madres con las que puedas compartir tus experiencias, dudas y miedos.

Escuchar otras experiencias muchas veces nos ayuda. Saber que hay gente como tú, que está pasando por las mismas o similares circunstancias… eso te puede dar la oportunidad de abrirte y disfrutar tu maternidad al máximo …

Y, sobre todo, nunca olvides que ERES INSUSTITUÍBLE para tus bebés y que SIEMPRE PUEDES ofrecer tu cuerpo como su hábitat.

Mil gracias a los dos por dejarme contar vuestra historia y por permitirme compartir momentos tan mágicos  ¡Las fotos lo dicen todo!

 

 

Testimonio de Bea

Hoy, 17 de noviembre,  es el día del niño prematuro.
La verdad que nunca hubiese imaginado que este día me hiciese sentir un pellizco en el estómago como el que hoy siento. 
Brutal momento en el que tu cuerpo ya no puede seguir siendo el mejor de los refugios para tus hijos… esa primera piedra que cae sobre la espalda de cualquier madre que sabe de lo que hablo. 
Y el camino que viene después… ese camino en el que pareces andar sobre el mismo barro.. ese camino en el que pareces llevar el corazón fuera de ti, como el que lo ha dejado a la intemperie en un descampado. 

Con 30 semanas comenzaron mis guerreros su andadura sin mí… sin que fuera mi cuerpo el que les diera ese horneado que aún necesitaban, pasar de ser su todo a sentirte espectadora pasiva de su lucha es duro.

 

 Y con todo… Afortunada, afortunada porque hoy siento ese pellizco pero con ellos cerca, a nuestro lado.
Si los hijos son grandes maestros estos guerreros son “Cum laude” en la asignatura de la vida. 
Hoy leí “nacer temprano vivir en grande” y me llegó al corazón. Creo que es exactamente así. 
Desde este espacio que me brinda Marta quiero aprovechar para agradecerle habernos dado la llave de nuestra propia confianza para hacer frente a esta maternidad y poder disfrutar y crecer junto a nuestros pequeños guerreros. Ojalá todos los padres tuviesen la fortuna de dar con profesionales como tú. 
También quisiera mandar fuerza a todos los padres y madres que están atravesando momentos difíciles. Todo mi apoyo y reconocimiento.
Para despedirme no puedo dejar de recordar aquellos ángeles que nos acompañan sin poder tocarlos porque su cuerpo ya no está, pero su recuerdo y enseñanza sigue en cada uno de nosotros.”
 

 

Restaurando el paradigma original: el documental

Restaurando el paradigma original: el documental

 

¿Sabes cómo fue mi parto? Una cesárea programada para un embarazo gemelar.

El hospital, acorde a su política de cesáreas me informó de que no subiría con las niñas a planta, y que a todas las mamas con cesárea nos llevarían a la REA.  Aunque protesté pidiendo más opciones no se me ofreció ninguna otra solución.

 

Lo peor fue  que ni por un momento imaginé que estaría en la unidad de recuperación durante ¡10 horas!,

  • 10 horas separada de mis bebés.
  • 10 horas en que las] niñas además fueron separadas entre ellas, Verónica para ser llevada a planta y donde su papá la veía por un cristal y Susana a ingresar en neonatos donde tuvo una visita de 15 minutos y donde le dieron su primer biberón.
  • 10 horas aisladas las tres.

Por suerte las 10 horas pasaron y al fin me reencontré con mis niñas y empezamos a recuperar el tiempo perdido con mucha paciencia y manteniendo mucho contacto físico, siendo el porteo uno de nuestros pilares.

Meses después,  descubrí un documental que me abrió los ojos , desde la realidad científica. Un documental cuyo “leiv motif” es “NUNCA SEPARAR AL BEBE DE LA MADRE”

Un documental que muestra un trabajo comenzado en los años 70 en Bogotá (Colombia), es decir hace casi 50 años. 

– ¿50 años y todavía hay hospitales que promulgan la separación? –

 

En este documental se habla de un bebé diferente al que la sociedad nos muestra. Se describe al bebé como un ser autónomo, no indefenso, capaz de procurarse oxígeno, calor, protección y alimento por sí solo siempre y cuando se encuentre en el sitio adecuado: el pecho de su madre.

Y no solo eso, por contra, si el bebé no se encuentra en el pecho de su madre, el bebé comienza a estresarse

 

– Aquí me puse en la piel de mis hijas esperándome durante 10 horas en una cuna de metacrilato cuando lo que esperaban encontrar era a su mamá   🙁 –

 

Se habla de que el éxito de la lactancia exclusiva y por ende la supervivencia del bebé,  depende en gran medida de que el contacto madre-bebé no se vea interrumpido ni interferido en las primeras horas de vida. 

 

– Aquí comprendí parte de lo que pasó con mi lactancia y cual pudo ser uno de los orígenes de los problemas que tuve. –

 

Se cuenta también como el RN si no es perturbado,  es capaz de arquear la espalda, reptar por el pecho y llegar a mamar sin ayuda de ninguna clase, al cabo de una hora desde el transcurso de su nacimiento. 

 

– Esto es algo que a día de hoy me pone los pelos de punta de la emoción cuando veo como los bebés lo hacen.-

 

Se habla de cómo un bebé en el pecho de su madre mantiene las constantes vitales más estables y con mejores valores (saturación, temperatura…) que en una incubadora. 

 

– ¿No te parece increíble esta afirmación?  A mí me impacto muchísimo. –

 

 

O de como un bebé tiene que realizar más esfuerzo  (bajando su saturación de oxígeno)  cuando bebe de un biberón que cuando mama. 

 

– Creo que si hacemos una encuesta en la calle, solo el 1% dirá que es más fácil mamar que tomar un biberón, ¡hasta donde ha llegado el marketing de los biberones! :-S –

 

Y resumiendo, que en el pecho de su mamá,  el bebé puede cuidarse a sí mismo en todos los aspectos, no es la madre la que cuida.

Por lo tanto:

NUNCA HAY QUE SEPARAR AL BEBÉ DE LA MADRE 

 

La tarea del padre o enfermeras en PROTEGER y apoyar todo lo que puedan a la díada madre-bebé.

En el documental se definen los cuidados madre-canguro como (en el documental por un error de traducción se define como Método, siendo incorrecto llamarlo así):

  • Contacto piel con piel madre-bebé desde el nacimiento y de forma continua (0 separación)
  • Amamantamiento desde el nacimiento con lactancia exclusiva
  • Soporte a la díada madre-bebé con todo lo que sea posible o esté a nuestro alcance

 

 

 

Este documental es del doctor Nils Bergman y se titula “Restaurando el paradigma original” . 

 

 

 

Si vas a ser mamá pronto, no dudes en verlo cuanto antes.

Si ya lo has sido también te interesa,  es un documental para TODAS LAS MAMAS Y PAPAS.
¡Compártelo con tus conocidos!

Seguro que su mensaje también te cala hondo.

 

Realidad hospitalaria. ¿Piel con piel?

Realidad hospitalaria. ¿Piel con piel?

Hace unos días mi compañera Fayna hablaba sobre la diferencia entre «método canguro» y «cuidados madre canguro» aquí.

 

Hace unos meses, en este curso, Jill Bergman nos decía que ellos ya no lo llaman «Cuidados Madre Canguro» , ya que este termino se ha desvirtuado, sino PIEL CON PIEL.

 

 

Pero, ¿cuál es la realidad actual?

Comparto con vosotros un ejemplo.

 

Una historia real

 

A.C se convirtió en mamá hace 7 años de una forma un poco inesperada. La primera sorpresa fue enterarse que esperaba mellizas, la segunda que llegasen nueve semanas antes de tiempo.

Este artículo es un resumen de la historia que A. compartió conmigo y que yo comparto con vosotros con su permiso.

 

A las 31 semanas una de las bolsas se rompió de forma espontánea y A.C. acudió rápidamente al hospital. Cuando estaban a punto de hacerle una cesárea de urgencia alguien se dio cuenta de que la cabeza de una de las pequeñas ya asomaba. Nació un par de contracciones después y tras una rotura de bolsa artificial nació la otra niña, también en pocos minutos.

Pesaron 1.380 gramos y 1.490 gramos respectivamente. La primera niña (An.) estaba bien, se la mostraron y se la llevaron. A la segunda (Af.) la llevaron directamente a la cuna térmica, o eso le dijeron, ya que posteriormente se enteró, por casualidad, de que había nacido con una vuelta de cordón en el cuello.

Al nacer con ese peso las llevaron inmediatamente a la UCIN, cada una a una incubadora, cada una en una habitación desde donde su madre a través de una cristalera veía a una cuando estaba con la otra.

Allí estuvieron un total de 20 días, hasta que alcanzaron “su peso”.

Durante ese tiempo A.C. pudo permanecer durmiendo en una habitación en otra planta del hospital (el hotel de madres) con otras tres mamás.

Desde las 8 h hasta las 23h estaba en la UCIN acompañando a sus pequeñas, extrayéndose leche para que pudieran tener SU alimento. Observando cómo las alimentaban a través de la sonda, eso sí, siempre con su leche, la que ella se extraía. Tanto de día como de noche tenían el alimento adecuado para ellas.

 

 

En la incubadora.

En la incubadora.

 

 

Pocos días después de nacer las niñas, “cuando ya tenían menos cables” el jefe de pediatría de la UCIN le propuso algo insólito, “hacer Cuidados Madre Canguro”. En el hospital lo llamaban Método Canguro  y según sus propias palabras “querían ponerlo a funcionar en este hospital”.

Le explicaron que consistía en tener a las pequeñas sobre ella, piel con piel, en contacto directo durante algunas horas al día. Lo harían por separado ya que cada una estaba en una habitación.

A.C. se sintió muy arropada por el personal de la unidad que la animaba y le  ayudaban a hacer piel con piel de forma segura.

– “Yo había oído hablar del método canguro y cuando me lo propusieron les dije que sí, que si haciéndolo ayudaba a mis hijas por supuesto que lo haría”, nos cuenta A.C. “Primero cogía a una durante tres o cuatro horas al día, la ponía sobre mi pecho, y mientras la tenía sobre mí le hablaba y le susurraba cosas. Se me pasaban las horas volando. Cuando terminaba, cogía a la otra. Y así todos los días. Me sentía GENIAL. Para mí fue maravilloso, era la primera vez que las tenía en mis brazos, ya que cuando nacieron no las pude coger pues se las llevaron rápidamente. Poder abrazarlas y tenerlas conmigo durante tanto rato… NO LO CAMBIARÍA POR NADA. A pesar de que era un poco cansado, ya que me pasaba el día en uno de esos sillones para los acompañantes que suele haber en los hospitales y que no son demasiado cómodos”.

Durante ese tiempo su marido también estuvo, en algunas ocasiones,  piel con piel con las pequeñas en aquellos primeros días y además  contaron  con el apoyo incondicional de su familia.

Tras 20 días en la UCIN al fin An. y Af. pudieron dejar las incubadoras y pasar a Neonatología. Allí todo cambió:

-“Ese cambio fue a peor porque solo nos dejaban estar con ellas a la hora de las comidas. Como  yo tenía a dos pequeñas solo podía darle a una, a la otra le daba una enfermera, porque no dejaban que ningún familiar me acompañara . En la toma siguiente  alternaba para alimentar a la otra niña, y así sucesivamente. No entiendo el por qué de ese absurdo protocolo ya que mientras estaban en las incubadoras podía estar todo el día con ellas”.

En el servicio de neonatología Af. permaneció ingresada dos semanas más y An., con alguna complicación, estuvo todo un mes. Esto hizo que la vuelta a casa fuese bastante complicada al estar cada bebé en un lugar (el hospital no está en el mismo lugar que la residencia de la familia).

-“Una vez las dos en casa todo fue fenomenal. Haberlas tenido en brazos siendo tan pequeñas me ayudaba y me daba seguridad.”

 

“Actualmente tienen 7 años y están grandes y sanas”

“Actualmente tienen 7 años y están grandes y sanas”

 

 Lo que nos encontramos

 

  • En demasiadas ocasiones no todo el personal de un servicio está dispuesto a introducir cambios, aunque la evidencia científica apunte a que esos cambios son lo mejor.
  • Otras veces el trato, los protocolos y las formas cambian mucho de un servicio a otro y el poder estar o no con tus bebés depende de un jefe de una planta, de un servicio completo o del personal que haya de turno en ese momento,

¿tiene eso alguna lógica?

¿Tiene sentido que la posibilidad de dispensar el mejor trato posible a unos bebés, dependa de un planning, o de la suerte?

¿No es absurdo que con toda la evidencia de los perjuicios que supone para un bebé estar separado del cuerpo de su madre, aún se siga perpetuando esa práctica
en la mayoría de nuestros hospitales?

A.C. pudo disfrutar de sus pequeñas en sus primeros días de vida proporcionándoles unos cuidados y unos beneficios que no alcanza a imaginar.

Seguimos necesitando médicos y resto de personal sanitario  informados, formados y valientes, dispuestos a introducir los cambios necesarios  en sus hospitales y madres luchadoras que exijan la no separación de sus bebés, cuando no hay motivo.

Trabajando conjuntamente conseguiremos allanar el camino para que un día todos tengamos como meta en el cuidado a madre y bebé:  La Separación Cero.

¿Método vs Cuidados Madre Canguro?

¿Método vs Cuidados Madre Canguro?

El «Método Canguro» es el ejemplo de cómo convertir lo natural en algo artificial.

El término “método” muestra algo medible, establecido, con  sus pasos a seguir. La figura de la madre no es parte importante  del proceso, dado que según esto un método puede  hacerlo cualquiera, como bien dice el artículo de Casilda Rodríguez Bustos.

 .

.
La expresión «Cuidados madre Canguro» le da la relevancia que merece a la madre y reconoce la importancia de la pareja “mama-bebé”, dado que éste, a quién conoce únicamente es precisamente a su madre: con quien ha compartido sus meses de vida.

Un bebé fuera del útero, con tantos estímulos y agentes externos invadiendo su espacio, sólo reconoce como lugar de confort y seguridad, el cuerpo de su madre, donde además de protección y calor, tiene acceso libre a la alimentación constante, tal y como hacía en el útero materno..

Supongo que se utiliza más el término «Método Canguro» por lo mismo que casi todo lo relacionado con la maternidad y su medicalización. Hay que llevar un control, mirar que todo está bajo supervisión de un superior y controlar lo natural, una vez más.

 

Para las familias, el Método Canguro a diferencia de los Cuidados Madre Canguro, implica una sumisión y dependencia del personal sanitario, y para este último una responsabilidad que no les compete.

Para el bebé significa una separación de su madre innecesaria la mayoría de las  veces. No reconoce se la importancia que tiene la NO separación de su hábitat: la madre (no cualquier otro adulto), y por lo tanto no se harán cosas que se pueden hacer para facilitarla.

Esta forma de pensar lleva a la idea errónea y extendida de que hay razones válidas para la separación:

  •  la madre está cansada
  •  si hay cesárea la mamá no puede por la intervención y el corte,
  • hay que pesar al bebé, medirle, bañarle, etc…

Para nosotras, como Asesoras Continuum, hacer entender estas diferencias implica un trabajo importante para el cambio. Sabemos de primera mano el trabajo de divulgación necesario para volver a convertir el «método» en lo que siempre debió ser: Cuidados maternales al bebé con la madre como centro.

CMC

Cuidados Madre Canguro

Cuidados Madre Canguro

Tras haber pasado el mes de mayo hablando de «CONTACTO», julio lo dedicaremos al módulo «Cuidados Madre Canguro».

Desde que diseñé mi primer curso de formación tenía claro que este tema estaría incluído.  Desde aquélla primer clase que impartí sobre este tema en mi curso de porteo, a ahora, el temario se ha enriquecido y ampliado hasta ofrecer un módulo único dentro de la formación de Asesoras Continuum.

Conocer el trabajo de Nils Bergman, y a raíz de eso adentrarme en el conocimiento de lo que la gente llama «Método Canguro» me hizo comprender mejor el tema que me introdujo en todo esto: el porteo.

Es fundamental conocer la realidad de cómo es el bebé humano para saber qué necesita y cómo proveerselo.

Los bebés que nacen muy pronto nos enseñan muchas cosas y de ellos , de sus madres y de los profesionales que trabajan por y para ellos vamos a aprender.

En nuestro módulo tendremos en las clases a

  • Irene García Perulero, quien aparte de su trabajo como bióloga e investigadora, es madre de un bebé nacido prematuro.
    Nos contará no solo el conocimiento científico, sino la parte humana de estos procesos. Y su experiencia será valiosísima para aprender cómo por ejemplo, conseguir una lactancia exitosa en estos casos.
  • Sergio Fernández Ureña nos hablará como profesional sanitario. Es médico pediatra y se ha formado trabajando con estos bebés así que tiene mucho que aportar a la formación, tanto por su trabajo, como por su implicación personal en el respeto a los más pequeños.
  • Yo misma, Nohemí Hervadahablaré de otros aspectos de los Cuidados Madre Canguro, y de cuál es nuestro papel como asesoras con las familias que viven esta realidad. Desde informarles de los derechos legales hasta asegurarnos que lo portean de la forma correcta.

Cuidados madre canguro

Si eres profesional sanitario y quieres ampliar tu formación en este tema.

Si como madre o padre te interesa aprender más sobre CMC

Si tu bebé tuvo un nacimiento prematuro y quieres comprender mejor eso que no te explicaron.
Si ya trabajas acompañando y asesorando a familias en estos casos y quieres actualizarte.

Si quieres  ver , oír y participar en estas clases y charlas, es tu oportunidad.