Hoy empieza una nueva etapa en este blog, que espero que sea de tu agrado.

Hemos decidido empezar a mostrarte quiénes somos y a qué nos dedicamos, no solo el equipo formativo, sino todas las que llevamos la marca Asesoras Continuum a gala.

Y me ha parecido apropiado inaugurar con un post de “batallitas”, hahaha.

.

Si acabas de llegar al mundo del porteo hace relativamente poco, seguramente tu primer “problema” haya sido elegir portabebés. No solo el tipo (fular, elástico, mei tai, mochila o bandolera) sino el portabebés en cuestión. Hay infinidad de marcas, materiales, con sus características diferenciadoras además de mil opciones estéticas.

Todo un mundo.

Pero esto no siempre fue así. Es más, no hace nada esto no era, ni de lejos, así.

Yo comencé hace 7 años. Y por aquel entonces, teníamos:

  • Cuatro tiendas (!!!) que sirvieran online en toda España. Luego descubrí que había más, pero no se encontraban con facilidad en Google.
  • Fulares Hoppediz, Easycare, Didymos, Ella Roo, Storchenwiege y Lana. Traducción: un 90% de fulares de rayas. En el 10% restante, colores lisos de la sarga diamante, los bicolores indios de Didymos y los estampados de Lana.
  • Fulares elásticos Minsá.
  • De las bandoleras no me acuerdo demasiado porque no me llamaron nada la atención, pero sí que recuerdo las Hoppediz (con un hombro bastante infernal por cierto) y las de Storchenwiege. Y artesanales. Y por supuesto, las bellísimas Sakura que había que traerse “de fuera” (así que estaban fuera de tu alcance si no hablabas inglés).
  • Mei tais Chinado y artesanales.
  • Pouch de Hostlings y artesanales.

No era poco así listado… pero realmente no había tanto donde elegir. Especialmente, porque no eran tan fáciles de conseguir. Y mucho menos de usar bien.

Eso es otra cosa que ha cambiado mucho.

Por aquel entonces, “aprendíamos” a portear con las instrucciones del portabebés, si lo traía, y vídeos de Youtube. En español, solo había unos pocos vídeos de Mónica Salazar, de Familia libre.

A veces, tenías suerte y había alguna mamá cerca que te enseñaba otra manera de usar tu portabebés o a hacer un nudo nuevo.

Es verdad que empezaba a haber instructoras de porteo, pero no era tan fácil localizarlas. La blogosfera y Facebook estaban en pañales, al menos para nuestro sector. Nos movíamos en los foros. Y aprendíamos unas de otras, subiendo fotos de nuestro “logros” y comentándolas entre todas.

De un foro, y de esa necesidad, nacía Red Canguro (pero esa es otra historia) por aquel entonces.

.

Rayas y gran soporte

El Lana Solara, sueño de las primeras frikis fulariles españolas.

.

Si ahora echo un vistazo al mundillo, parece que hayan pasado 70 años más que 7.

Me es imposible listar la cantidad de marcas de portabebés que hay a tu disposición hoy en día. Sí que puedo decir que, te guste el diseño que te guste, lo encontrarás en un fular. Por no hablar de la inmensa variedad de tejidos, materiales y grosores. Marcas que tejen a mano, fulares exclusivos y opciones superecónomicas. Cada día, más variedad.

Tanta que a veces abruma. Pero, aunque empezar es un poco más complicado, mejor es tener dónde elegir. Qué y dónde comprar.

Sobre todo, ahora tienes quien te ayude a elegir. Las asesoras de porteo estamos en todos sitios: en tu pueblo o ciudad, en nuestros blogs y canales de vídeo, en las redes sociales… Si necesitas la asesoría de una profesional, es fácil encontrar una (quizás no sea tan fácil diferenciar una buena profesional de alguien que no lo es… pero de nuevo eso es otra historia).

Y si prefieres el aprendizaje madre a madre, sigues teniendo una gran variedad de grupos, virtuales o presenciales donde compartir porteo y muchas más cosas: cada vez somos más las “locas del trapo” contando nuestros aprendizajes, nuestros errores, nuestros fulares soñados…

.

Fular Hoppediz

Podías elegir entre fulares lisos, de rayas gruesas o de rayas finas, hehe.

.

¿Me habría gustado empezar a portear hoy en día? Pues por un lado sí. Seguro que no habría empezado con un fular de rayas. Y segurísimo que no habría empezado con una cruz simple. Ni la habría hecho tan mal.

Por otro lado, pues no. No habría podido vivir el nacimiento del porteo en España. No habría podido estar en la primera reunión de Red Canguro ni ser parte de este proyecto de Asesoras Continuum. No habría conocido a tanta “loca” pionera ni a sus peques preciosos. No me habría sorprendido con cada nueva marca, con cada nueva mezcla, con cada nuevo diseño.

¡¡Y lo que me (nos) queda por ver!! Qué hermosa aventura, no crees?  ACOMPÁÑANOS

.

* Gracias a Elena de Regoyos, a Virginia Moll y a L.D. por sus fotos (que por supuesto tienen todas los derechos reservados) . Compañeras de foros antes y grupos de FB ahora, es un placer sentirse nostálgica en tan buena compañía.

 


The following two tabs change content below.
Madre de Marcos (2008) y Lucas (2011) la maternidad supuso para mi todo un descubrimiento y revolución personal. El porteo llegó a mi vida por casualidad y se quedó por convencimiento. Cada día estoy más convencida de que lactancia y contacto son las dos herramientas que más nos facilitan la ma(pa)ternidad y por ello me dedico profesionalmente a difundir la necesidad de contacto de nuestros hijos (y nuestras). Y a dar a conocer herramientas sencillas para integrar el contacto en nuestra crianza, sobre todo, el porteo. Tienes más sobre mí aquí: http://blog.monitosyrisas.com/sobre-mi/