Google+

Posts by MartaG

Ser, estar y acompañar…

Posted by on Oct 3, 2015 in Información | Comments

Nunca me había planteado la idea de acompañar un parto, de hecho es algo para lo que ni estoy preparada y que sinceramente no me atrae. Mi camino va por otro lado. Me apasionan los bebés y su mundo… la lactancia, el porteo, sus cuidados y sobre todo sus necesidades y ser capaz de darlas a conocer.                                                                      Pero hace unos meses, sin comerlo ni beberlo me vi en “la obligación” de acompañar a una amiga durante el momento mas importante de su vida. Como ya muchos sabéis, soy auxiliar de enfermería y trabajo en un hospital público. Gracias a esto tuve la suerte y posibilidad de pasar a verla cada vez que quería durante todo el tiempo que paso en dilatación. Era su momento y por supuesto, yo estaba sin estar, le echaba un ojo, hablaba con ella si ella quería y me marchaba sin que se diese cuenta… Su pareja tenía mi teléfono y sabía que podía llamarme siempre que hiciese falta. En una de esas visitas, el registro decía que algo no marchaba bien y fue entonces cuando la cosa empezó a complicarse. En ese momento  se esfumo para Inma la posibilidad de vivir ese parto tan deseado, esperado y respetado y tuvo que borrar la idea que tenía de poder hacer piel con piel desde el minuto cero,  agarre espontáneo… en un segundo todo se convirtió en una pesadilla, en una cesárea de urgencia llena de soledad, miedos y preocupaciones, que por supuesto ella nunca imagino. Hoy quiero contar, como viví yo el nacimiento de Noa … Como personal sanitario, que habitualmente esta al otro lado de la camilla, seguro que mil veces he hecho las mismas cosas que hoy voy a ” criticar “, no quiero que nadie se ofenda, solo quiero hacer auto crítica y que veamos, como poniendo de nuestra parte hay cosas muy sencillas que podemos mejorar y de las que aseguro, habitualmente no somos conscientes. Serían las 22 o las 23 de la noche cuando les comunicaron que iba a quirófano. Ver la cara de Inma, esa cara de preocupación y ese llanto de puro miedo, es una imagen que no olvidaré nunca y me llego tan dentro que fuí incapaz de marcharme a casa, una vez terminado mi turno. Tenía claro que no podía dejarla sola. Aunque hay estudios que demuestran que es beneficiosa la presencia del padre durante la cesárea, el protocolo de este hospital lo impide y para nada se contempla que el padre pueda pasar al quirófano, con lo cuál deduzco, que la madre cuanto menos se debe sentir muy sola y asustada en uno de los momentos más importante de sus vida. Si a todo esto le añadimos el miedo y la preocupación… creo que podemos estar rozando lo inhumano, dejando que la madre pasa sola esos momentos. Y como ya dije en un post anterior… Empatizar no nos hace vulnerables, simplemente nos hace más cercanos Tuvimos la suerte, y me incluyo porque para mi fué un honor estar allí, que la matrona me permitiera acompañarla en todo momento. Pude estar con ella y aunque solo me limité a darle la mano, animarla y tranquilizarla como buenamente pude, me siento bien pensando, que por lo menos Inma en ese momento no se sintió tan sola. Intenté contarle todo lo que iba sucediendo, ya que por supuesto, ella no podía ver nada… Le lleve fotos y un video de su niña haciendo piel con piel con...

Read More

Ser Asesora Continuum, no me lo podía imaginar

Posted by on Ago 25, 2015 in Artículos | Comments

Ser Asesora Continuum, no me lo podía imaginar

Soy Auxiliar de Enfermería. Trabajo desde hace ya unos años en pediatría en un hospital de la Seguridad Social. Y ahora también soy Asesora Continuum, bueno casi, que aún no he terminado :D. Hace casi dos años, la madre de un bebé prematuro que conocí en el hospital, me planteó la posibilidad de realizar una formación no reglada que me ofrecía la oportunidad de formarme en porteo (que en principio no sabía lo que era), lactancia, conocer el poder y beneficios del contacto, el trato con familias… Pero sobre todo y más importante: me iba a enseñar a conocer las necesidades de los niños y a aprender a dar voz a los que acaban de llegar a este mundo. Algo que habitualmente no se tiene muy en cuenta y de lo que ya hablé anteriormente.  Asignatura pendiente: Comunicación También aprendería a ofrecer herramientas a los padres, empoderarlos y hacerles ver que sólo comunicándose con sus hijos, serían capaces de tomar decisiones sin tener que delegar más que en sus sentimientos, necesidades y sentido común. Ah, se me olvidaba, y cómo no, un módulo de emprendimiento. Ese que iba a darme el empujón para desarrollarme profesionalmente fuera del hospital. Ese que iba a hacer que dejase a un lado “ mi mentalidad de funcionario “ y me iba a presentar un mundo diferente al que conocía hasta ahora. Ese módulo que me ha traído de cabeza, pero que ha hecho que nazca un nuevo proyecto dedicado y pensado por y para las familias…  Gracias a Asesoras Continuum Te cuido con-tacto poco a poco está viendo la luz… Este va ser mi granito de arena. Con mi título de Auxiliar de enfermería, no encajaba en casi ninguna formación reglada relacionada con los temas que me interesaban, ya que todas van dirigidas a personal con titulación superior:  enfermeras, matronas, pediatras… Y a las que sí he podido acceder, que no han sido muchas, siempre se les da un punto de vista muy “técnico” y poco cercano. A mi modo de ver son formaciones dirigidas a profesionales que tratan con enfermos, no a personas que tratan con personas. Por lo general en las formaciones que se ofrecen al personal sanitario, “el lado humano“, el lado de las emociones, es fácil que quede en segundo plano, me explico: – Puedo recibir un curso estupendo sobre lactancia materna, ofrecerme una teoría completísima y explicarme cómo solucionar una obstrucción, una mastitis… – Pero rara vez me van a enseñar a ir más allá…a buscar el  “por qué emocional ” a investigar qué conlleva esa mastitis para una madre agobiada, que posiblemente lo que necesite principalmente, es que la escuchen… El mundo dentro de un hospital es un mundo aparte, un mundo que quien no lo vive, es imposible que se ponga en nuestro lugar, es un mundo en el que te tienes que hacer fuerte y no implicarte demasiado porque vemos tantas cosas, tanto sufrimiento, que o pones una barrera, o puedes pasarlo muy mal (Esto hay que decir que también supone un aprendizaje). Es un mundo en el que las emociones, para todos, juegan un papel muy importante. Pero sigo pensando, que una cosa no quita la otra y nunca debemos dejar de lado el lado humano. Empatizar no nos hace vulnerables, simplemente nos hace más cercanos. Click To Tweet En mi caso, trabajar con niños muy enfermos es muy duro… La relación con las familias que pasan procesos complicados en muchos casos es difícil y agotadora y nadie nos prepara para aprender a llevarlo, ni disponemos de apoyo psicológico en caso de necesitarlo. Así que cada uno lo gestiona como buenamente puede, sabe o quiere. Este curso suponía para mi un...

Read More

Asignatura pendiente : Comunicación

Posted by on Jun 8, 2015 in Crianza | Comments

Asignatura pendiente : Comunicación

Llevar al bebé en brazos  es algo tan necesario, natural y antiguo como la propia humanidad. Si esto lo hacemos con ayuda de alguna herramienta cuidando mantener la postura correcta, tanto del bebé como de la persona que portea, hablaremos de porteo ergonómico. Que es sin ir más lejos lo que me ha traído aquí. No vengo a venderte humo, mi intención es ofrecerte, salud, bienestar, independencia y sobre todo despertar tu curiosidad por  una herramienta que desde mi punto de vista, facilita la vida de los padres y satisface las necesidades del bebé. Ser porteado le permitirá estar cerca de ti en el día a día y, entre otras cosas, le servirá como estimulo natural.            Un portabebés ergonómico. Desde mi punto de vista existen dos motivos principales por los que usar un portabebé ergonomico:  El primero es que te permite cubrir la necesidad de contacto de tu hijo  El segundo es que te permite cubrir esa necesidad sin olvidar las tuyas Los tiempos han cambiado, la sociedad esta a años luz de la prehistoria, donde por cierto ya usaban portabebés. Ha cambiado la forma de vida, las visión de cuales son nuestras necesidades, hasta la pirámide de Maslow (jerarquia sobre las necesidades humanas) ha cambiado. Hoy en día damos más importancia a cosas como tener una buena conexión a internet que a comer o descansar. En cambio, las necesidades de los bebés, no han cambiando, continúan siendo las mismas desde hace siglos. Cuando un bebé llega a este mundo, igual que hace millones de años,  lo que espera encontrarse es el cuerpo de su madre, el pecho de su madre, la voz y el olor de su madre. No la cuna más mona ni el último modelo de carro, con puerto usb y batería para cargar el móvil… ¿Por qué nos negamos a escuchar a nuestros hijos? ¿Por qué intentamos cubrir todas sus necesidades con cosas materiales y si lo pensamos, con cosas que nos alejan de ellos ? Asignatura pendiente: Tenemos que aprender a escuchar Tenemos que aprender a interpretar sus señales y mensajes Cuando un bebé llora no es por fastidiar. Puede que tenga hambre, sed, frío, gases. A veces querrá tu pecho como “chupete natural”, todas las tomas al pecho son nutritivas y útiles. A veces le pasará “algo” que descubrirás, pero otras muchas veces, no le pasará “nada” salvo que necesita tenerte cerca. Necesita tu contacto o el de su papá. Tu hijo necesita tu calor, escuchar tu corazón y relajarse pegadito a ti… de esta forma esta tranquilo. Estando contigo esta en lugar seguro. Y sentirse seguro es algo primordial para un buen desarrollo, no es un capricho. ¿No te parece que tiene sentido? Si tu bebé se calma cuando lo coges en brazos o cuando lo pones a la teta, ¿por qué tenemos que pensar que esta mimado? ¿Por que tenemos que pensar que se queda con hambre? ¿por qué mantenemos la falsa creencia de que se “mal acostumbran” si están mucho tiempo en brazos? o ¿Por qué tantas madres creen que su leche es mala, que no le alimenta y por eso tienen que darle biberones de formula artificial? ¿Por qué, por qué, por qué…? Conozcamos a nuestro bebé y su forma de comunicarse ¿Te mal acostumbras tú a los besos de tu hijo? ¿No te gusta que tu hijo te diga que te quiere? ¿No te gusta sentirte querida, deseada y sentir el afecto de tu pareja? ¿No te gusta que te digan lo importante que eres? y más aún, ¿no te gusta sentirte importante desde el punto de vista afectivo para...

Read More