En muchas ocasiones una de tantas preguntas recurrentes en el porteo es: Tengo dolor de espalda por el motivo X, ¿puedo portear? Y en la mayoría de los casos aparecen casos particulares, experiencias de porteo, en las que el porteo ha sido “beneficioso”, o positivo, o por el momento lo es. El típico “uy pues yo tengo escoliosis y desde que porteo no tengo dolores”.

¿Qué parte de esto será verdad para tí?

El porteo no es una solución a un problema ni mucho menos. El porteo cuando existen dolores de espalda por el motivo que sea es, en la gran mayoría de los casos, un medio para alcanzar un fin.

Es decir: tenemos hijos que nos piden, necesitan o necesitamos coger en brazos y el porteo proporciona un medio ergonómico mejorado frente al hecho de hacerlo sin ningún tipo de dispositivo.

Si vas a llevar a tu hijo en brazos, portear de manera ergonómica es positivo sin lesiones 
y con lesiones en la mayoría de los casos.

La cuestión que se plantea es que al posibilitar el portabebé llevar al bebé de manera más prolongada ¿puede portear agravar una lesión, o una enfermedad?

Cuando en realidad deberíamos preguntarnos ¿qué lesión puede producirme o agravar llevar a mi hijo en brazos SIN portabebé?

Es decir que cargar a nuestro hijo con portabebé y de manera más adecuada será mucho menos lesivo que el hacerlo sin nada.

Al coger al bebé (incluso cuando es muy pequeño) y sin tener ningún tipo de lesión ni enfermedad tenemos todos una tendencia natural a deformar o modificar nuestra posición natural, nuestras 4 curvas .

Haz la prueba:  coge a un bebé pequeñito sin ningún portabebé, pegado a tu pecho y en posición vertical (digamos “lo más ergonómico posible”) y verás como inmediatamente de manera natural y para compensar echarás los hombros, el tronco superior, hacia atrás forzando sustancialmente tu lordosis lumbar. Con el paso de los días tendrás un dolor agudo asociado al hecho de llevar a tu bebé en brazos… Te estarás provocando una lumbalgia. Y con otras posiciones que se te ocurran…

Así que es mucho menos beneficioso todavía hacerlo sin ningún dispositivo. Y esto es cierto tanto para personas con lesiones como para las personas sin lesiones.

Lo pregunta que te tienes que hacer es:

¿Voy a coger a mi hijo aún teniendo dolor o una lesión de espalda?

Si la respuesta es afirmativa, debes saber que incluso para tiempos cortos o muy cortos existen dispositivos de porteo ergonómico que respetan mucho mejor la fisiología del adulto y del bebé.

Así que sea para el tiempo que sea, cortos o largos períodos, entonces es probable que plantearte el uso de un portabebé ergonómico para que te ayude en esa tarea sea lo más acertado.

Contacta con una Asesora Continuum o una Asesora de Porteo formada en Necesidades Especiales si crees que deberías adaptar el uso de portabebés a tus particularidades. Consultar con un especialista o tu terapeuta, que en muchas ocasiones no tienen formación en Porteo Ergonómico, puede no ser suficiente, pero ambos combinados te podrán dar soluciones y/o alternativas para un #PorteoSaludable y #PorteoSeguro


The following two tabs change content below.

Mercedes Granda

Formadora de Porteo y Asesoras Continuum at Mi Saquito Mágico
Asesora de Porteo desde 2007. Formadora de Asesoras de Porteo Adaptado en Asesoras Continuum. Madre de G., L. y A. Investigadora de cualquier método susceptible de ser un buen sistema de porteo en la teoría y en la práctica.