¿Escuela Infantil o directamente al cole…? Pinto, pinto, gorgorito… Hoy te vengo a hablar de las escuelas infantiles y la socialización de mis hijos.

DSC_0023_4

Algo así me está pasando últimamente ¿Y por qué? pues porque como muchos sabréis, tengo familia numerosa, con tres enanos y las situaciones son diferentes a pesar de ser iguales.

El mayor, ya lo tiene chupado, porque va a primaria. Pero este año, ha habido revolución en casa, “la mediana, empieza el colegio y el pequeño empieza la Escuela infantil”

Podéis imaginaros, el panorama. Pero vamos por partes:

El mayor, nunca fue a la guardería , si, lo sé, es escuela infantil, pero me sale el nombrecito por defecto, perdonadme. Él se socializó, en el parque, rodeado de niñ@s y jugando. Entró en el cole, y todo el mundo echándose las manos a la cabeza cuando la gente de alrededor se enteraba de que ¡¡¡horror un niño sin ir a la E.I!!! pues si, pero bueno, mi hijo tardó 2 semanas el pobre en dejar de llorar.

Yo sólo pude llevarle un par de veces, porque trabajaba, pero esos días, me fijé en una cosa….

…Así que un mito derrumbado.

Pasemos a la mediana. Este invierno, ya mi marido insistía en llevarla. Mi primer hijo es de mi ex y por lo tanto, no sabía nada del mito derrumbado del que he hablado antes. Conseguí retrasarlo hasta primavera, momento en el que decidí, ahondar en el submundo de las Escuelas Infantiles, ¿cuál elegir, de qué informarse….? como de todo eso se puede sacar un post entero y además este no es el adecuado, nos saltaremos esa parte. Lo más importante para mí, era la cercanía, que la abrazaran cuando necesitara abrazos, que la quisieran cuando llorara, que la atendieran….. que fueran YO, sin ser yo.

Y empecé a buscar, que si Waldorf, que si Montesori, vale, todo eso es importantísimo, pero también lo es el tener tiempo, personal y empatia,… ¿alguien abrazaría a mi hija y la limpiaría las lágrimas?.

Encontré una, que me gustó, pequeñita, a 5 minutos de donde yo iba a estar, que me daba la opción de la comida o no. Era como muy familiar…… pero muy oscura, que me obligaban a pagar la matrícula entera, más un montón de gastos para sólo un mes y que me insistían e insistían en meter al otro. La descarté, demasiada desesperación por el pequeño…la mediana no importaba porque sólo era un mes, así que nadie me la iba a mimar ni a abrazar.

Miré otra, en esa me daban libertad de horarios, según la web, además, me gustaba mucho la decoración, pero yo que por si no lo sabéis, soy claustrofóbica, eso de las guarderías que parecen tiendas a las que en lugar de escaparates, han quitado los cristales y han puesto barrotes para poder llamar patio…. pues no lo veo… OJO, que ahora es lo habitual y seguro que están genial, o sea, que no lo toméis cómo crítica. De hecho, esa era la que yo iba a elegir, hasta que un día, me dio por ir con el coche y parar enfrente;  Los niños jugaban, otro lloraba, una sola cuidadora para todos ellos, sentada en el centro con la mirada perdida….. a veeer, también me podéis decir que soy muy dura….ya, pero soy como un pirata escondiendo su tesoro, busco el mejor sitio. Me dije a mi misma, que quizás la chica tuviera un mal día, la podía doler la cabeza…. yo que se, seguro que yo misma he tenido 1000 veces su misma expresión en mi anterior trabajo, pero veía al niño llorar y nadie a su lado.

Y llegué a otra, a una que siempre ha estado ahí, pero que yo la conocía por otra cosa y no por la E.I. tiene jardín, huerto, patio del de verdad o sea, del que si llueve, te mojas y con columpios. Las instalaciones geniales….bueno, que ya que tenía que entrar, elegí esa….pero……ya no había plaza y me marché.

Supongo que en el fondo, no quería dejarla, tenía complejo Golum y no quería soltar a mi tesoro hasta que el colegio la solicitara.

Y ese momento llegó el 8 de septiembre, como todos los niños, cogió su carterita, se puso en la fila y lloró, junto a 3 niños de guardería que había a su lado, y ahí estamos, recordando el ritmo de su hermano y viendo como una vez que ha entrado, pasa de nosotros y adora a su profesora.

DSC_0130

 

Y no, no creáis que he acabado, que el pequeño, ha empezado hoy mismo. Esta vez, yo también lo necesito por cuestión de trabajo, así que…

En la Escuela infantil que tiene el patio de verdad, con huerto de verdad y con rayos de sol dando de lleno.

Y en la entrevista que tuve con su profesora, hubo varias cosas de esas que se te quedan grabadas.

La primera..cuando nos preguntó por las comidas y recordé una cosa que leí por internet:

  • Con el primer hijo te asustas si come arena
  • Con el segundo hijo, te preocupas si le sienta mal la arena que ha comido
  • Con el tercer hijo, te preocupas de que se le haya quitado el hambre y no cene.

O sea, que con el mayor, separé las claras de las yemas por si tenía alergia, con la mediana, sólo lo hice un día y al siguiente tortilla francesa para cenar, y con el pequeño, un día, nos vio tortilla de patata para cenar y ahí descarté la posible alergia al huevo….jjjjjjjjjjjjjjj… Esto la gustará mucho a Eloisa López (una maternidad diferente (baby led weading)

La segunda, que la dijera que duerme conmigo, aparte de ver como tomaba teta en ese momento para merendar y que lo viera normal.

La tercera, al preguntar que esperaba de ellos… me quedé en blanco… SI, porque, yo, aparte de que aprenda cosas nuevas a su ritmo y sin meterle cosas innecesarias por edad, divirtiéndose y jugando mucho, para mí, es más importante el amor a su profesión para que mi hijo lo note y que prefiero un abrazo si llora a que le animen con palabras en inglés…. en fin, no lo toméis como nada personal, seguro que much@s de vosotr@s pensáis diferente, pero yo soy rarita y muy apegada a mi cachorro.

A pesar de que casi vuelve a aparecer Golum y paso de llevar a mi hijo a ningún sitio, esta mañana, le he puesto el chándal, hemos llevado a sus hermanos al cole, he aparcado frente a la E.I , se ha tomado su desayuno tetil y ha entrado y siii, se ha puesto a llorar, y ¿sabéis? al irme, le he visto por la cristalera, una profesora se ha hecho cargo de los demás niños y la otra, la que estuvo en la entrevista, le ha abrazado, le ha acariciado y ha estado con él hasta que se ha juntado con los demás niños y ha sonreído…. Una hora más tarde, le he recogido, le he abrazado, le he dado teta y nos hemos llenado de besos.

Mañana llorará, y el año que viene, cuando empiece el cole…..pues también llorará, aunque haya ido a la guardería…perdón, la escuela infantil. ¿Y sabéis por qué? porque uno no se acostumbra a dejar de ver a la persona que ama aunque sea media hora… y ellos nos aman y porque al igual que tú, cuando cambias de trabajo, el sitio es nuevo y la incertidumbre del ¿qué pasará? es la misma.

Y Nota Importante, un niño no es antisocial porque vaya directamente al colegio, lo es si no le educas como lo que es, como un niño.

 

DSC_0253


The following two tabs change content below.
Metida en la vorágine de mi familia numerosa. Con 3 enanos que me han puesto la vida del revés. Formo parte del equipo Continuum, y pertenezco a la 1ª promoción de AC. Soy voluntaria de Cruz Roja y alma de Camalaqué, creado con la palabra conciliación por encima de todas las cosas.