Todo el mundo tiene alguna razón para comenzar con el porteo.  La mía fue cólico del lactante.

Todo el mundo recuerda la primera vez que su primer hijo lloró y no sabía calmarlo.

Muchos padres, temen más al “cólico del lactante“, que al hombre del saco.

Buenas noches a tod@s, acabo de terminar de dar un masaje a mi hijo mayor, está malillo con la tripa y eso me ha hecho recordar mi inicio en el “porteo desinformado“, en los masajes en forma de reloj y en que prefería estar metida en la hora punta conduciendo que estar en la hora punta del dichoso Cólico.

Si pincháis AQUÍ, la Asociación Española de Pediatría os lo explica

Hace ya 9 años, y todavía recuerdo cuando mi hijo con un mes, comenzó a llorar desconsolado, sin que nada le calmara.

Recuerdo ir al pediatra y decirme que mi hijo tenía el cólico del lactante y que se le pasaría en 3 meses. Y yo mirando a mi hijo, y pensando en pasar los próximos meses así, en ese plan.

Nuestra vida entró en espiral, lo primero los remedios de toda la vida: las dichosas manzanillas con anisetes. A mi hijo, que encima tomaba pecho en exclusiva, ni fú ni fá y más bien fa, o sea: que me lo tomara yo o se lo diera a los perros, que para el hecho, es lo mismo.

Acabé odiando los relojes  y los masajes, ¡¡¡Toooda la tarde daaando vueltas al reloj  de su ombligo!!! ¡¡¡AAAhhh!!! y la bicicleta, que para quién no lo sepa, es hacer el movimiento de pedalear con sus piernas. ¡¡¡Y a partir de las 6 en casa!! porque más tarde, empezaba la fiesta y nos tenía que pillar en zona segura.

Y yo me daba cuenta, de que cuanto más tiempo tuviera a mi hijo pegadito a mí, más rápido se calmaba, así que unas amigas, me regalaron una mochila… si, una colgona… todas tenemos un pasado y la mía era una Jané.

Por eso digo porteo ignorante o desinformado, yo iba encantada con ella, y mi hijo iba escuchando mi corazón. Y así, sobreviví al primer cólico, que duró 2 meses y medio.

Con mi segunda hija, tardó unos días en empezar, yo ya no tenía esa mochila, pero en cuanto empezó a llorar, salí corriendo a por una que me regalaron….si …. otra colgona… la reina madre babyborjn, mi enana seguía llorando, menos, pero lloraba, pero los mismos amigos que me regalaron la mochila, me hablaron de los fulares y allá que fui yo, lo que fuera con tal de no volver a pasar por los dichosos cólicos y entré en el mundo del porteo informado.

Podéis leer mi odisea con el inicio del porteo AQUÍ.

Y con mi emeibaby, mi niña iba siempre conmigo, y lloraba, ¡si claro! pero muuucho menos, y pasamos el dichoso cólico en menos de un mes, donde no hubo ninguna manzanilla con anisetes, ni aerored, aunque si masajitos, pero sobre todo muuucho porteo y piel con piel.

Y llegamos al tercero de mis hijos. Dos días, creo que le duró, o lo mismo ni tuvo, y era otra cosa, porque no fue como los demás. Porteo intensivo, porteo totalmente informado, mi embarazo me llegó comenzando la formación Continuum y Daniel pasó victorioso por su coco particular, rodeado de fulares, mochilas, masajes y piel con piel.

Recomendaciones de mi primera pediatra que además era híbrida (apoyan la lactancia hasta los 6 meses, después apoyaba la fórmula): manzanilla con anisetes, aerored, paciencia.

Recomendaciones de la pediatra actual: Masajes, no dejar llorar, paciencia.

Mis recomendaciones: Amor, paciencia, calma, porteo, piel con piel, masajes.

y aparte:

  1. Todos los niños son únicos, no porque a tu vecino le haya durado 4 meses, le va a durar al tuyo lo mismo, incluso, a lo mejor tu bebé, es de los muchos afortunados que no los tiene.
  2. Si notas que ya estás sobrepasada, delega, deja al peque un poco y vuelve, recuerda que al que le duele, es a él y si encima te nota nerviosa, será peor.
  3. Los anises estrellados de toda la vida y que según las abuelas, toda nuestra generación los ha tomado, hace años que NO se recomendiendan por posibles intoxicaciones.

En todo caso, las manzanillas con anisetes, a algunos les funciona y a otros no, es como todo. Si está con lactancia en exclusiva, es más recomendable, el contacto piel con piel y la reflexología, antes de meterle en el estómago cosas para las que no está preparado.

¿Habéis pasado por ese trance?¿ os habéis quedado en casa temiendo la hora punta del cólico más que la hora punta en un atasco con el coche? o ¿eres de los afortunados que no lo ha pasado? si eres de estos últimos, me das mucha envidia, si eres de los que lo están pasando… MUCHO ÁNIMO y todo pasa.

Y si queréis que os lo explique alguien mejor que yo, aquí tenéis a Carlos González.

http://https://youtu.be/QloEMu9lIZA

 


The following two tabs change content below.
Metida en la vorágine de mi familia numerosa. Con 3 enanos que me han puesto la vida del revés. Formo parte del equipo Continuum, y pertenezco a la 1ª promoción de AC. Soy voluntaria de Cruz Roja y alma de Camalaqué, creado con la palabra conciliación por encima de todas las cosas.