Si nos sigues en redes sociales, probablemente, estos últimos días te has encontrado con esta foto de la izquierda:

 

Y es que, este trapo, este fular ha vivido una historia aún más especial de la que le teniamos preparada. Este fular es la única cosa que hemos comprado para el bebé que tenemos de camino, la única cosa que sería solamente para él. Un fular Indajani Lani Blanco, de 4,2 metros, que ha estado guardado esperando a que llegara su momento con mucho amor y siempre presente, lo podéis ver en nuestro rincón de portabebés especiales.

Estando ya de 28 semanas, y siendo un día especial decidimos que era el momento de que empezara la doma (si no sabes que es la doma de un fular, no te pierdas este post de Elena López). Fue el primer día que sacabamos ese fular tan especial a la calle y no volvió a casa.

 

No sabemos muy bien como pero el fular se perdió y nos dimos cuenta dos días despúes. Y lo que ha ocurrido desde entonces es PURA MAGÍA. Con todo el cóctel hormonal del embarazo, que está resultando bastante accidentado, y siendo la única cosa que teníamos preparada para nuestro bebé, el disgusto fue enorme y recurrí a las redes a encontrar cobijo y a intentar recuperarlo.

Grupos y foros de mujeres que entendían perfectamente el disgusto se pusieron manos a la obra y la foto del fular pidiendo ayuda a quien lo pudiera haber visto empezó a volar por las redes sociales, que han demostrado ser mucho mas fuertes que un fular tejido de supersoporte.

 

Mujeres que entendieron perfectamente el valor del fular y se organizaron para conseguir el hermano gemelo del mismo y mandarmelo en tiempo record haciendonos muy muy felices, porque este segundo fular es aún más especial, viene plagado de amor, buenas energías y comadreo. Mujeres que aunque no nos conozcan se han preocupado por compartir, preguntar y estar ahí. 10.000 gracias de corazón. Pero la magía no se acabó ahí.

 

Además de utilizar las redes sociales, preguntar en los servicios municipales y mirar a diario la página de objetos perdidos, utilizamos el boca a boca con gente que vive en la zona en la que se perdió y pusimos carteles con la foto. 15 días despúes, con casi todas las esperanzas perdidas… hoy, hemos recibido una llamada diciendo que nuestro trapo, nuestro fular especial había llegado a las manos de buena gente y que nos pasaramos a recogerlo. Y sí. Tenemos otra vez nuestro fular en casa, está dando vueltas en la lavadora siguiendo su doma.

 

Y ahora, tenemos dos trapos especiales, dos. Uno, el primero, el que lleva en casa desde la semana 6 de este embarazo esperando al parto y al bebé que ahora baila en mi barriga, y su hermano gemelo, que lleva en casa 4 días y aún al verlo me emociono por todo el amor y la buena energía que lleva impregnados. Dos fulares que tienen historia especial y siempre serán especiales. Dos fulares que cuando salgan de casa no se separarán de nosotros ni 10 centímetros, dos fulares para nuestros dos peques, que serán su herencia.

 

Trapos… trapos les llamamos entre nosotras, pero esos trapos son muy muy especiales. Los elegimos con cuidado y cariño, imaginandonos con ellos puestos, nos los ponemos sin bebés, los usamos de manta o de columpio en nuestras casas, de hamacas para nuestros hijos bajo la mesa del comedor… son trapos llenos de vida, llenos de historias, llenos de amor.

Son nuestras capas de superpoderes.

Son nuestras capas que además de facilitarnos el día a día,
nos permiten ser parte de redes de mujeres maravillosas.

Hoy solamente puedo decir ¡GRACIAS! 10.000 y más GRACIAS.

No son trapos


The following two tabs change content below.
Soy Nahia y sueño con un mundo en el que las familias decidan con la información en la mano, con un mundo en el que las necesidades de los bebés y los adultos sean respetadas. Y creo que el cambio viene desde la información. Por ello estoy en constante formación. Soy asesora de maternidad, lactancia, porteo, crianza y en duelo gestacional y perinatal. Me podrás encontrar en la página web en euskera Sabeletik Mundura y en Loa-lo.com, desde las que promuevo la crianza con apego seguro y basada en la evidencia científica. Estaré encantada de escucharte y acompañarte.

Latest posts by Nahia (see all)