Cuando me inicié en el mundo de los portabebés ergonómicos lo hice primero como casi todas: como madre. Fue con una monitora de porteo, y en un taller del que no salí realmente confiada. Sin embargo, me abrió una ventana a un mundo de posibilidades. Aún recuerdo la sensación al salir de aquel taller con mi hijo en brazos y tan agusto con él pegado a mi. ¡Estoy segura de que era mutuo!.

Nunca olvidaré mi sonrisa en aquellos momento ni la sensación que me invadió... Si cierro los ojos, todavía me veo en ese momento. De hecho por algo llevo tantos años en el mundo del porteo, por algo me formé como Asesora de Porteo y por algo me sigue apasionando aprender, enseñar y compartir lo que sé.

Es por eso que aquí os dejo unos breves consejos que os ayudaran a comunicar mejor en vuestras asesorías de porteo.

1. Cuida la manera en que manejas tu fular, pero sobre todo cuida tu lenguaje.

Como diría mi compañera @Elena López usa un lenguaje coloquial, evita el lenguaje demasiado técnico y si tienes una manera de decir las cosas o de llamar al borde del fular, mantenla durante todo el taller, así comunicarás mejor y más rápido. No evites los tecnicismos pero no abuses. Hazlo igual con todo lo que quieras comunicar en los talleres y aseguraté de que te comprenden.

 

2. Trata a tu muñeco como si fuera TU bebe.

Y esto es realmente serio. Para transmitir a las familias, a los profesionales o a quien sea el cuidado que queremos que tengan con sus propios hijos, o con los bebés a su cargo, así tenemos que transmitírselo en la manera de manipular a nuestro pequeño compañero de trabajo. Sujeta su cabecita, trátale con cuidado, recógele y déjale a tu lado como si fuera un bebé.

He visto videos, incluso talleres en los que se colocan muñecos con una mano cruzando sobre la espalda, agarrándole de una pierna, o del brazo, malamente. Evita este tipo de maniobras o movimientos que no sólo dan un mal ejemplo, sino que además no transmiten la realidad. Una mamá primeriza, o no primeriza, necesita ver que te tomas en serio cómo ella debe tratar a su bebé, y tú eres su ejemplo en ese momento. Haz lo que dices!

4. Y por último y no menos importante  ¡Más vale pájaro en mano que ciento volando!

Una buena asesora de porteo no es la que te hace 5 nudos en un sólo taller, sino la que: analizando las personas asistentes y sus necesidades, adapta el taller a las mismas. Más vale que enseñes los nudos de manera limitada a que te luzcas tú y la familia no aprenda. A veces incluso limitarte a un sólo nudo y hacerlo muy bien y que las familias se vayan seguras y contentas se apreciará mucho más que enseñar demasiados. Con esto no quiero decir que enseñes un sólo nudo, pero no te excedas. Si luego no se ven capaces ni de ajustar correctamente porque no se acuerdan de qué tira iba dónde, será más difícil que tengan éxito en el porteo. Recuerda que luego, ellos solos en su casa se verán o no capaces de realizar los nudos e incluso de avanzar en el aprendizaje de manera autónoma en función de cómo hayan aprendido contigo.

 

Y tú, ¿recuerdas tu primer taller, tu primer video para aprender?, ¿que cosas te ayudan en tus talleres? ¿tienes una «frase especial» o truco?  Cuéntanoslo!

Mercedes Granda
Formadora Asesoras Continuum
Mi Saquito Mágico

 


The following two tabs change content below.

Mercedes Granda

Formadora de Porteo y Asesoras Continuum at Mi Saquito Mágico
Asesora de Porteo desde 2007. Formadora de Asesoras de Porteo Adaptado en Asesoras Continuum. Madre de G., L. y A. Investigadora de cualquier método susceptible de ser un buen sistema de porteo en la teoría y en la práctica.
Abrir chat
¿En qué puedo ayudarte?
Hola, soy Nohemí. ¿En qué puedo ayudarte?